Temas Especiales

11 de Apr de 2021

Mundo

Aumenta cifra de muertos

WENXIAN. Los socorristas y el ejército chino trataban ayer, sirviéndose tan solo de las manos, de encontrar sobrevivientes de los desliz...

WENXIAN. Los socorristas y el ejército chino trataban ayer, sirviéndose tan solo de las manos, de encontrar sobrevivientes de los deslizamientos de tierra que el sábado devastaron la provincia de Gansu (noroeste), con un saldo de más de 300 muertos y más de 1.000 desaparecidos. El siniestro, provocado por lluvias torrenciales, agravó el duelo en un país confrontado a las peores inundaciones de los últimos diez años, que han dejado hasta el momento 2.100 muertos. En el Gansu, el aluvión de lodo y piedras sepultó una franja de 5 km de largo y 500 metros de ancho con un altura que llegó, en algunos lugares, hasta la tercera planta de los edificios, informó la agencia oficial de noticias Xinhua. El alud arrasó todos los inmuebles de por lo menos tres aldeas.