09 de Ago de 2022

Mundo

OTAN niega ataque contra Gaddafi

LIBIA. La OTAN desmintió ayer, martes, que el líder libio Muammar Gaddafi fuera el objetivo de los bombardeos que el pasado domingo dest...

LIBIA. La OTAN desmintió ayer, martes, que el líder libio Muammar Gaddafi fuera el objetivo de los bombardeos que el pasado domingo destruyeron su despacho en su residencia situada en Trípoli.

La misión de la OTAN en Libia es proteger a la población civil y no imponer un cambio de régimen, recordó el comandante de la operación de los aliados, el general canadiense Charles Bouchard, en una teleconferencia con la prensa en Bruselas desde el cuartel general de Nápoles, Italia.

Según el general, el ataque tenía como blanco un centro de comunicaciones situado en la residencia del coronel Gaddafi y utilizado para coordinar los ataques contra civiles.

La misión de la OTAN no ataca a ‘individuos’, se trata de poner fin a la ‘violencia contra la población’, según Bouchard.

El despacho de Gaddafi, en su inmensa residencia de Trípoli, quedó totalmente destruido la noche del domingo pasado por un ataque aéreo de la OTAN.

Un responsable libio, que llevó a periodistas al lugar del ataque, aseguró que el bombardeo dejó 45 heridos y que fue un ‘intento de asesinato del coronel Gaddafi’.

LA OTAN

la OTAN estudia tener a un civil como contacto en Bengasi para apoyar la operación militar aérea de los aliados en Libia, dijo una portavoz de la Alianza Atlántica.

Fuentes oficiales de la OTAN precisaron que esa decisión podría ser adoptada hoy miércoles.

La Alianza Atlántica, no se cansa de repetir que su papel es completamente imparcial en la batalla entre el régimen y los rebeldes.

PRESIÓN INTERNACIONAL

Italia y Francia pidieron ayer, martes, en Roma a la comunidad internacional y a los operadores petroleros que dejen de comprar petróleo al régimen libio de Muammar Gaddafi, afirmaron el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y el jefe del gobierno italiano, Silvio Berlusconi, en un comunicado.

Los dos países ‘piden a todos los operadores del mercado petrolero que rechacen cualquier operación de comercialización que beneficie al régimen de Gaddafi y contribuir a los ataques contra la población’.