28 de Oct de 2021

Mundo

Actos de violencia en Siria

PAKISTÁN. Tres personas murieron ayer, sábado, después de ingreso de tropas y hombres armados a la ciudad de Tel Kelakh, dijo un activis...

PAKISTÁN. Tres personas murieron ayer, sábado, después de ingreso de tropas y hombres armados a la ciudad de Tel Kelakh, dijo un activista de derechos humanos, mientras cientos de personas huían al Líbano de lo que describieron como encarnizados combates.

Los actos de violencia se produjeron un día después de que defensores de los derechos humanos informaran que seis personas murieron en protestas a nivel nacional surgidas contra una ofensiva militar destinada a aplastar la oposición al mandato del presidente Bashar al-Assad.

Uno de los tres muertos había sido evacuado a Líbano desde el pueblo fronterizo de Tel Kelakh, donde los residentes que huyeron dijeron haber visto a soldados y hombres vestidos de negro leales a Assad, y afirmaron haber oído el sonido de las ametralladoras.

‘Hubo una manifestación pacífica en Tal Kelakh ayer pero hoy hubo enfrentamientos’, dijo una mujer que salió de la localidad hacia Líbano y que no quiso ser identificada.

Estados Unidos y la Unión Europea han impuesto sanciones específicas a funcionarios sirios y han condenado la represión de Assad contra la sublevación que se mantiene desde hace ocho semanas, que según activistas ha costado la vida a cerca de 700 personas a manos de las fuerzas de seguridad.

Las autoridades culpan a ‘grupos terroristas armados’ de la violencia y aseguran que 120 soldados y policías murieron.

Ammar Qurabi, director de la Organización Nacional para los Derechos Humanos en Siria, dijo que las muertes por las protestas del pasado viernes habían ascendido a nueve, cuatro víctimas en la ciudad central de Homs, tres en los pueblos de los alrededores de Damasco y dos en la ciudad sureña de Deraa.

Sin embargo, la violencia después de las oraciones del viernes fue de menor escala a la sufrida en las semanas previas.

Testigos de al menos dos manifestaciones ocurridas el pasado viernes dijeron que las fuerzas de seguridad se alejaron de la confrontación, aparentemente porque el presidente Assad había enviado la orden de no disparar a los manifestantes.

Los grupos por derechos humanos han reprendido a Estados Unidos y a la Unión Europea por su tibia respuesta en el régimen de Siria, en comparación con la campaña militar en Libia, donde dicen que no renunciarán hasta que Muammar Gaddafi deje el poder.