23 de Feb de 2020

Mundo

Coptos despiden a muertos en Egipto

AGIPTO. Miles de personas despidieron ayer, lunes, a varios de los coptos (cristianos egipcios) muertos en los últimos disturbios en El ...

AGIPTO. Miles de personas despidieron ayer, lunes, a varios de los coptos (cristianos egipcios) muertos en los últimos disturbios en El Cairo, en un funeral cargado de ira contra la junta militar, a quien acusaron de provocar los enfrentamientos. En una multitudinaria ceremonia celebrada en la catedral copta en la capital egipcia y presidida por el papa copto, Shenuda III, los fieles dieron su último adiós a los fallecidos bajo fuertes medidas de seguridad.

En unas escenas de dolor y rabia que se repitieron dentro y fuera del templo, los asistentes gritaron lemas contra el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas y su jefe, el mariscal Husein Tantaui, que dirige Egipto desde la renuncia de Hosni Mubarak en febrero pasado.

Los enfrentamientos entre coptos (cristianos de Egipto) y las fuerzas del orden que el pasado domingo causaron 25 muertos en El Cairo, reavivaron ayer, lunes, los temores de una agravación de tensiones religiosas y políticas en un país que conoce una frágil transición desde la caída de Mubarak.

Las Fuerzas Armadas egipcias, en el poder desde la renuncia de Mubarak en febrero pasado, encargaron al gobierno una investigación sobre estos hechos.

‘El gabinete fue encargado de formar rápidamente una comisión investigadora para determinar lo que pasó y adoptar las medidas legales contra las personas cuya implicación en los acontecimientos sea probada’ indicaron las Fuerzas Armadas en un comunicado leído en la televisión pública.

El Consejo supremo de las fuerzas armadas (CSFA), dirigido por el mariscal Husein Tantaui, destacó que ‘sigue asumiendo la responsabilidad nacional de proteger al pueblo egipcio tras la revolución del 25 de enero’ que provocó la caída de Hosni Mubarak y hasta que las fuerzas armadas ‘entreguen el poder a una autoridad civil electa’.

Estos hechos, se produjeron al margen de una manifestación de coptos que protestaban contra el incendio de una iglesia en la gobernación de Asuan (sur).