Temas Especiales

01 de Oct de 2020

Mundo

Seguridad y soberanía alimentaria

Al definir estos 2 conceptos, para los efectos de una perspectiva socioeconómica mundial y de supervivencia de los seres humanos, queda ...

Al definir estos 2 conceptos, para los efectos de una perspectiva socioeconómica mundial y de supervivencia de los seres humanos, queda más que demostrado que NO son lo mismo. Las grandes potencias, como corresponde a sus intereses, analizan y practican cada fenómeno como mejor les conviene. Igual o peor sucede internamente en muchos países empobrecidos del Tercer Mundo, donde, igualmente, existen 2 clases de protagonistas y manejadores de lo que entienden como seguridad y soberanía alimentaria.

A nivel mundial, las potencias, siempre preocupadas y ocupadas en los factores de dominación a los demás países, como vienen acostumbradas, siempre están creando y manipulando la producción y las exportaciones procurando mantener materias primas y mano de obra barata, así como mercados abiertos, todo a su medida. Para ello no escatiman esfuerzos en hacer ver lo que realmente no sucede, respaldándose además en supuestas formulas para ‘ayudar’, ayudándose solo ellas. Para ello se valen no solo de todos los mecanismos e instituciones posibles, siendo así como crean TLCs y TPCs, saboteando a la vez a los gobiernos de países emergentes que traten de salir de ese círculo vicioso y de hambre. En el fondo, el propósito es mantener dominio y control, para todo lo cual cuentan además con grandes fondos y con alianzas con pequeños grupos de poder político y económico en cada país ‘aliado’. Un sector primario abandonado no garantiza seguridad ni menos, soberanía alimentaria.

De la mano, se aseguran de mantener distancia en tecnología y de crear insumos que encarezcan la producción en el Tercer Mundo y, como corolario, inescrupulosa y deslealmente practican el ‘dumping’. Por otro lado, claro que hay fenómenos naturales que afectan, pero, lo más grave no está aquí, esto viene sucediendo con intervalos de millones de años, lo que no aceptan y no se comprometen las potencias es que están acelerando el calentamiento mundial que está dejando daños millonarios en cuantía y en vidas humanas. Es urgente que se ventile lo relacionado con el cambio climático que asesina millones de vidas de inocentes y que no existan más países mendigos ni dependientes obligados. Centro América está muy afectada y vulnerable.

Qué decir de África y algunos países Suramericanos. Son notables las asimetrías donde los factores de exclusión no han cambiado en los últimos 10 años, a pesar de un notorio crecimiento, en unos pocos, que para nada permea a una creciente masa de pobres.

MUNDO EN MARCHA