Temas Especiales

02 de Jun de 2020

Mundo

Patrimonio sirio arde por la guerra

SIRIA. Los incendios que destruyeron un gran mercado medieval han irrumpido en otras zonas de la ciudad vieja de Alepo, patrimonio de la...

SIRIA. Los incendios que destruyeron un gran mercado medieval han irrumpido en otras zonas de la ciudad vieja de Alepo, patrimonio de la humanidad, mientras los rebeldes y las fuerzas del Gobierno luchan por hacerse con el corazón de la mayor ciudad de Siria, dijeron activistas de la oposición.

Los rebeldes anunciaron la semana pasada un nuevo intento por tomar control de la ciudad, donde vive una fuerte clase comerciante que en su mayoría había permanecido leal al presidente Bashar al Assad, y parecían haberse centrado en la madriguera de callejuelas que conforman la Ciudad Vieja.

Con las fuerzas del Gobierno reteniendo la ciudadela medieval en el corazón de la Ciudad Vieja, según los rebeldes, los combates que ya se han cobrado más de 30 mil vidas en toda Siria parecían ir encaminados a destruir también más tesoros culturales.

‘Los rebeldes controlan ahora más del 90% de la Ciudad Vieja’, dijo Amir, un activista de la oposición que trabaja con las brigadas rebeldes. Aunque señaló que estaban luchando por retener su posición bajo un fuerte fuego de artillería.

Los incendios que han dañado o destruido más de 1.500 tiendas han sido extinguidos, dijo Amir, pero ahora han aparecido nuevos focos de fuego en los mercados de Zahrawi, Aqaba y Bab Al Nasr. Columnas de humo negro se elevaban desde muchos distritos, y se podían escuchar los disparos.

Alepo fue antiguamente la última parada antes de Europa para los comerciantes que realizaban la antigua Ruta de la Seda procedentes de Asia.

UNESCO

La directora general de la UNESCO, Irina Bokova, dijo que, como firmante en 1954 de la Convención de la Haya para la protección de los bienes culturales en caso de conflicto armado, Siria está obligada a salvaguardar su herencia cultural de los estragos de la guerra.

‘El sufrimiento humano causado por esta situación ya es extremo’, dijo en un comunicado.

‘Que los combates estén ahora destruyendo la herencia cultural que rinde testimonio a la historia milenaria del país - valorada y admirada en todo el mundo - lo hace más trágico’.

Un visitante en la Ciudad Vieja, que pidió no ser identificado, dijo que los incendios, que empezaron el sábado, fueron un efecto colateral de los combates en la medina, famosa por sus sedas y sus fábricas.

El patrón de los combates en Siria es de destrucción repetida.

Cuando los combatientes rebeldes, ligeramente armados y con poca munición, hacen progresos, las fuerzas del Gobierno responden con fuego de artillería hasta que se expulsa a rebeldes y civiles y el Ejército se traslada.

Pero a menudo los rebeldes son capaces de pasar desapercibidos y el ciclo vuelve a comenzar, lo que sugiere unas perspectivas desoladoras para la ciudad vieja de Alepo, donde los incendios alcanzaron el perímetro de la Gran Mezquita, partes de la cual datan de hace más de mil años.

La UNESCO cree que 5 de los 6 lugares patrimonio de la humanidad de Siria han sido dañados. Unas 30 mil personas han muerto hasta ahora.