06 de Oct de 2022

Mundo

Transición egipcia provoca choques

EGIPTO. Los enfrentamientos entre partidarios del presidente egipcio, Mohamed Mursi, y los seguidores de la oposición reanudaron con vio...

EGIPTO. Los enfrentamientos entre partidarios del presidente egipcio, Mohamed Mursi, y los seguidores de la oposición reanudaron con violencia en las inmediaciones del Palacio Presidencial de El Cairo.

Según las imágenes difundidas por la televisión egipcia, los manifestantes se han arrojado cócteles molotov, botellas vacías y piedras.

Los partidarios de ambos bandos, además, también se han enzarzado en peleas cuerpo a cuerpo, mientras las ambulancias evacúan a los heridos.

Según la agencia oficial egipcia, Mena, seguidores de Mursi y de los Hermanos Musulmanes aseguran haber capturado a algunos ‘baltaguiya’ (matones) que llevaban escopetas y armas blancas, aunque esta información no pudo ser confirmada.

Las refriegas han causado el cierre de dos de las arterias de la ciudad, Salah Salem y El Oruba, que lleva al aeropuerto de El Cairo, lo que ha provocado grandes atascos.

EL DISPARADOR

Miles de seguidores de los islamistas Hermanos Musulmanes obligaron a un centenar de jóvenes opositores a desalojar las tiendas que habían instalado en torno al Palacio Presidencial y las desmontaron con violencia.

Estos se parapetaron en calles cercanas, a la espera de la llegada de nuevos grupos de manifestantes, donde cantaron eslóganes como ‘la revolución continúa’ o ‘que caiga el gobierno del guía espiritual’ de los Hermanos Musulmanes.

Mientras, los seguidores islamistas, muy superiores en número, comenzaron a pintar de amarillo los muros exteriores del Palacio, donde los manifestantes anti-Mursi habían dibujado grafitis de protesta, y denunciaron haber hallado botellas de whisky en las tiendas que echaron abajo.

A raíz del hecho el excandidato presidencial Amro Musa, del bloque de la oposición, lanzó un llamamiento para apaciguar las protestas y reclamó que no se ataque a los jóvenes que acampan junto al palacio en protesta contra la decisión de Mursi de blindar sus poderes.

POSICIÓN DE LA ONU

La reacción internacional tampoco se hizo esperar y fue la ONU la primera en hacer un llamamiento al diálogo para resolver las diferencias. También pidió que las protestas entre partidarios y detractores del presidente, Mohamed Mursi, se lleven a cabo de manera pacífica.

El llamamiento al "diálogo" de la ONU coincide también con unas declaraciones de la secretaria de Estado de Estados Unidos (EEUU), Hillary Clinton, quien instó a Mursi y a la oposición a entablar un ‘diálogo urgente y democrático’.

La escalada de violencia es producto de que la Asamblea Constituyente, dominada por los islamistas, aprobó la semana pasada el borrador de la nueva Carta Magna.

El presidente anunció el 1 de diciembre que el referendo sobre la Carta Magna se celebrará el próximo 15 de diciembre, después de que haya sido aprobada por la Asamblea Constituyente.

La convocatoria del plebiscito ha despertado las críticas de opositores como el Partido de la Constitución, encabezado por el Premio Nobel de la Paz Mohamed el Baradei.