Temas Especiales

02 de Jun de 2020

Mundo

Mali y los intereses creados

Mali, país africano sin costas, cuenta con una población de 13 millones mayormente islámica y de lengua francesa, se independizó de los ...

Mali, país africano sin costas, cuenta con una población de 13 millones mayormente islámica y de lengua francesa, se independizó de los galos apenas a finales del siglo pasado —1992—. Sus principales productos de exportación han sido el oro y productos agrícolas, entre los que se destaca el algodón. Es rico también en hierro, uranio y bauxita, así como en piedras preciosas. Es también muy rico en otros rubros de la producción agrícola, tan apetecida por lo necesaria para la subsistencia humana como: arroz, mijo, maíz y sorgo, o sea, un verdadero granero alimentario. También por las posibilidades de generación de energías. Nada despreciable, ¿cierto? No se han medido las consecuencias de la explotación minera. ¿Quiénes tienen la posesión o concesiones para explotaciones de todo lo anterior?, se lo dejo de tarea. Tiene algo más, Zonas Francas de exportación con exenciones de impuestos y tasas por 30 años y bajísimos salarios, ¿Qué tal? Para coronar, tiene un marco jurídico débil, igual, su infraestructura administrativa, tecnológica y humana. Cualquier tropiezo de los inversionistas se atribuye a que es ‘un país difícil con muchas luchas tribales’(?). Afortunadamente no tiene petróleo descubierto, si fuera lo contrario, las principales potencias no habrían ‘abandonado’ a Francia allí. Además, existen otras prioridades, como Siria, Afganistán, Irán, Palestina y, todavía no están claros los resultados en Irak, Libia y Egipto. Faltan ‘ajustes’ en Medio Oriente, resto de África y Asia y los planes para Sur América están crudos. Las estrategias siguen su curso con algunos percances. Además, ahora EEUU realiza maniobras conjuntas con Japón, su viejo socio, en las Islas en disputa con China, que, igual, le es necesaria financieramente y como mercado. Este tigre no es de papel y aunque está dormido, está estrechamente vigilado. Los factores financieros negativos que enfrenta la mayor economía del mundo la tienen al borde de la descalificación de Triple A. La crisis fiscal y de endeudamiento tienen sus garras bien afincadas; la economía alemana, sostén de la UE, solo creció un 0.7% en su PIB, mientras que en 2011 fue de +3 %. Italia, Grecia y España (calificado B) están graves y endeudados. De allí la cautela. Nada se mueve o pasa en el mundo sin que tenga que ver con los intereses de EEUU, UE, Japón y ahora China. Rusia observa y hace sus movimientos a bajo perfil; está acordonada. Los inversionistas del triángulo precitado, siempre están alertas. El bloque Sur Americano debe tomar medidas e integrarse más rápidamente. Hay tiburones cazando en el Atlántico Sur.

MUNDO EN MARCHA