Temas Especiales

13 de Apr de 2021

Mundo

Obama realizó visitas simbólicas

ISRAEL. El presidente estadounidense Barack Obama concluyó su primera visita a Tierra Santa. Fue a sitios simbólicos de Jerusalén y Belé...

ISRAEL. El presidente estadounidense Barack Obama concluyó su primera visita a Tierra Santa. Fue a sitios simbólicos de Jerusalén y Belén. Luego partió a Jordania, en donde abordará el conflicto sirio.

El mandatario estuvo primero en el Monte Herzl, donde está enterrado el ex primer ministro Yitzhak Rabin, y luego el monumento conmemorativo del Holocausto de Yad Vashem, ambos en Jerusalén.

Siguiendo la costumbre judía, Obama depositó piedras en las tumbas de Theodor Herzl, padre del sionismo, y de Yitzhak Rabin, premio Nobel de la Paz asesinado por un activista israelí de extrema derecha en 1995. A continuación almorzó con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

Durante el almuerzo Obama y Netanyahu hablaron de una serie de desafíos de seguridad nacional, así como del proceso de paz con los palestinos, según un responsable israelí. Pero Netanyahu insistió más en la importancia de la seguridad en este proceso.

Por la tarde, Obama, acompañado de su secretario de Estado, John Kerry, efectuó una breve visita a la basílica de la Natividad en Belén, donde según la tradición cristiana nació Jesucristo. Allí lo recibió el presidente palestino, Mahmud Abas.

Una tormenta de arena impidió a Obama llegar y partir de Belén en helicóptero. El mandatario tuvo que desplazarse en limusina, por lo que pudo ver el muro israelí de separación erigido en Cisjordania.

EL ESTADO DE ISRAEL

Al concluir su visita al museo Yad Vashem, Obama dijo que la creación del Estado de Israel en 1948 ‘no fue producto del Holocausto’.

La valoración histórica, en principio intrascendente, era esperada por el Gobierno israelí desde el 4 de junio de 2009, cuando en su famoso discurso de El Cairo Obama estableció una relación directa entre ambos episodios históricos: el Holocausto y la creación de Israel.

Israel, indignada, consideró que con ello respaldaba la tesis palestina de que los judíos están en una tierra que no les pertenece y con la que no tienen ningún vínculo histórico, con lo que, a su juicio, deslegitimaba el derecho de existencia de Israel como estado judío.

Obama puntualizó que ‘una Israel fuerte’ es lo que garantiza precisamente que ‘no se producirá otro Holocausto’. Y además subrayó que el antisemitismo y el racismo en general ‘no tienen cabida en el mundo’, porque ‘nuestros hijos no nacieron para odiar’.

ESCOGER LA PAZ

El jueves, en un discurso vibrante a cientos de jóvenes israelíes en Jerusalén, el presidente norteamericano exhortó a Israel y a Palestina a escoger la paz. No obstante no trazó una vía determinada para la creación de un Estado palestino.

‘La paz es la única vía hacia la verdadera seguridad’, declaró Obama, pidiendo a ‘los palestinos que reconozcan que Israel es un Estado judío’ y a los israelíes que ‘una Palestina independiente debe ser viable’.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, volverá hoy por la noche a Jerusalén, después de pasar 24 horas en Jordania con Obama, para hablar con Netanyahu de las próximas etapas del proceso de paz.

Después de consagrar una gran parte de su visita en Israel al programa nuclear iraní, y de asegurar a los responsables israelíes el apoyo ‘eterno’ de Estados Unidos, Obama se ocupará en Jordania de la guerra civil en Siria, donde han muerto más de 70,000 personas.