Temas Especiales

30 de Nov de 2020

Mundo

Irak refuerza la seguridad ante próximas elecciones

IRAK. Irak reforzó sus medidas de seguridad en víspera de las primeras elecciones desde que las tropas estadounidenses abandonaran el pa...

IRAK. Irak reforzó sus medidas de seguridad en víspera de las primeras elecciones desde que las tropas estadounidenses abandonaran el país a finales de 2011. La medida se toma en momentos en que los últimos atentados han dejado 37 muertos.

Un total de 14 candidatos a estas elecciones provinciales del sábado han sido asesinados en lo que va de año. Estos comicios eran considerados como una prueba de la estabilidad y seguridad en el país.

En todo caso permitirán calibrar la popularidad del gobierno pro-chiíta del primer ministro Nuri Al Maliki, con vistas a las elecciones generales del próximo año.

Sin embargo, los últimos atentados del jueves y viernes han ensombrecido el panorama, dejando en total 37 muertos, y numerosos interrogantes sobre la capacidad de las fuerzas del orden para garantizar la seguridad durante los comicios. Diplomáticos y observadores cuestionan la credibilidad de la consulta en la que no participan un tercio de las provincias.

El primer ministro Maliki, un chiita, se enfrenta desde hace más de cuatro meses a un movimiento de contestación de la minoría sunita y de sus socios en la coalición, que lo acusan de acaparar el poder. En el oeste y el norte del país, donde son mayoritarios, los sunitas reclaman su dimisión y se manifiestan para exigir que ponga fin a la ‘marginación’ de la que se consideran víctimas.

El sábado, 13.8 millones de electores iraquíes son convocados a renovar las asambleas provinciales en 12 de las 18 provincias del país, en la primera elección desde la salida de las tropas estadounidenses.

Un total de 8,000 candidatos se disputan 378 escaños. Estos comicios son de gran importancia, ya que las asambleas provinciales designan a los gobernadores, figuras clave en el sistema federal iraquí. El gobernador tiene poder decisorio en la administración, las finanzas y la reconstrucción.

En total, más de 300 personas han muerto en atentados cometidos este año. Aunque siguen ensangrentando Irak a diario, estas violencias ya no alcanzan los niveles de 2006-2007.