Temas Especiales

14 de Apr de 2021

Mundo

Apoyo de Rusia en la cuerda floja

SIRIA. El presidente ruso, Vladímir Putin, afirmó ayer que Moscú no descarta aceptar una acción militar contra el régimen del presidente...

SIRIA. El presidente ruso, Vladímir Putin, afirmó ayer que Moscú no descarta aceptar una acción militar contra el régimen del presidente sirio Bachar al Asad si se demuestra que empleó armas químicas contra la población, en una entrevista difundida por el Kremlin.

Acto seguido, el jefe del Kremlin recalcó que sólo el Consejo de Seguridad de la ONU puede autorizar el uso de la fuerza militar contra un país soberano, ya que todas las otras vías son "inadmisibles y sólo pueden calificarse de agresión".

VENTA DE ARMAS EN SIRIA

A la pregunta de si Rusia continúa suministrando armas y servicios a las fuerzas armadas sirias, Putin contestó: "Sí, por supuesto, y lo hacemos partiendo de la base de que colaboramos con un gobierno legítimo y de que no trasgredimos la normas del derecho internacional ni nuestros compromisos".

No obstante, Putin también afirmó que Moscú ha suspendido los suministros de misiles antiaéreos S-300 a Siria.

Por último, el Kremlin agregó que si Moscú observa pasos que atentan contra las normas internacionales vigentes, pensará "cómo actuar en el futuro, incluido lo que se refiere a los suministros de estos armamentos tan delicados a distintas regiones del mundo".

‘EFECTOS CATASTRÓFICOS’

No obstante,Moscú quiso remarcar que un ataque militar contra Siria podría tener efectos catastróficos si un misil alcanzara un pequeño reactor cerca de Damasco que contiene uranio radiactivo.

Agregó que las áreas aledañas podrían quedar contaminadas por uranio altamente enriquecido y que sería imposible dar cuenta del material nuclear tras un ataque como ese, sugiriendo que podría caer en manos de personas que lo usarían como arma.

MÁS INDICIOS CONTRA AL-ASSAD

Un funcionario de Hezbollah dijo en una llamada telefónica interceptada por los servicios de inteligencia de Alemania que el presidente Bashar al-Assad había cometido un error al ordenar un ataque con gas venenoso el mes pasado.

Por lo tanto, en una conferencia sobre seguridad para legisladores alemanes,el ministro de Relaciones Exteriores Guido Westerwelle y el jefe de la agencia de inteligencia BND plantearon la culpabilidad del líder sirio.