Temas Especiales

18 de Apr de 2021

Mundo

Conflicto sirio toca fondo, Obama defiende ataque

PANAMÁ. En 2010 comenzó la Primavera Árabe en diferentes países del Norte de África. La población de países como Libia, Túnez, Egipto o ...

PANAMÁ. En 2010 comenzó la Primavera Árabe en diferentes países del Norte de África. La población de países como Libia, Túnez, Egipto o Argelia, tomaba las calles reclamando unas elecciones democráticas para poner punto y final a gobiernos dictatoriales y lograr así una mejora de las condiciones de vida. En dichos países fue característico el uso de las redes sociales como plataforma para convocar a los manifestantes.

Siria, contagiada por sus vecinos, se sumó a las revueltas para derrocar al gobierno de Bashar Al Assad, quien se resistía dimitir. En 2011, los ciudadanos sirios comenzaron a manifestarse, y el gobierno de Al Assad respondió violentamente bombardeando diferentes ciudades de su país.

DETONANTE

En Agosto de este año tuvo lugar la mayor masacre del conflicto sirio hasta ahora. Se estima que 1,300 personas perdieron la vida por el uso de armas químicas por parte del Gobierno de Bashar Al-Assad, según vídeos y fotos que se tomaron desde el terreno.

Los vídeos con imágenes espeluznantes circularon por las redes sociales. En ellos se podía observar decenas de cadáveres, entre ellos, cientos de niños. También fue característico ver como la población se moría de asfixia o trataban de escapar de esa nube de humo que les cubría.

Todo ello dio lugar a la oleada de condenas de la comunidad internacional.

INTERVENCIÓN MILITAR

El Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, dadas las circunstancias y la gravedad del asunto condenó el ataque proponiendo una acción militar. Obama presentó pruebas que no le dejan duda alguna de que el Régimen de Al-Assad usó armas químicas. El mandatario estadounidense ve la acción militar como necesaria y no otro comunicado de condena.

No obstante, Obama indicó que el ataque a Siria no tiene nada que ver con Iraq o Afganistán y que más bien será un ataque de acción limitada. Mañana, Obama defenderá una vez más el ataque antes de que el pleno del Senado lo someta por primera vez a votación.

Por su parte, países europeos como Italia, Francia, España y Reino Unido apoyan la postura de Obama; al contrario que Alemania, que se niega a intervenir sin el aval de las Naciones Unidas. Otros aliados con los que cuenta EEUU son Canadá, Australia, Corea del Sur, Japón, Turquía y Arabia Saudí.

Por otro lado, Siria cuenta con el apoyo de Rusia, Irán y China. De hecho, Rusia es uno de los principales proveedores de armas a Siria. El presidente ruso, Vladimir Putin, no cree que las pruebas de EEUU sean suficientes para justificar el ataque. No obstante, en caso de una corroboración, el Kremlin no descartó intervenir en Siria.

En lo que respecta a Irán, éste no tiene duda en intervenir y defender a Siria en caso de una acción militar. Por su parte, China apunta al diálogo en lugar de la violencia.

Por ultimo, el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki Moon, propone una reunión en Ginebra para abordar el tema y evitar que ‘haya un derramamiento de sangre’.

POSIBLES CONSECUENCIAS

Si al final tiene lugar el ataque militar a Siria, como parece previsible, el riesgo de desestabilización para todo Oriente Próximo puede afectar a las economías mundiales con un incremento del precio del crudo, por ejemplo.

En suma, el laberinto sirio no tiene una fácil solución porque la caída del régimen de Al-Assad puede suponer, muy probablemente, dada la amalgama que compone la oposición siria, el nacimiento de otro estado fallido como Libia en el que impere la anarquía.

No debemos de olvidar la notable presencia de yihadistas que al fin y a la postre combaten a Occidente y en definitiva a los valores que representa la democracia.