Temas Especiales

03 de Jul de 2022

Mundo

Parlamento rechazó moción de censura

KIEV. En medio de enormes protestas callejeras, la oposición en Ucrania no consiguió ayer la aprobación de una moción de desconfianza en...

KIEV. En medio de enormes protestas callejeras, la oposición en Ucrania no consiguió ayer la aprobación de una moción de desconfianza en el gobierno, lo que deja sin solución las elevadas tensiones políticas en el país.

La oposición había convocado la votación en protesta contra la decisión del presidente Viktor Yanukovich de abandonar la firma de un acuerdo largamente anticipado de libre comercio con la Unión Europea, así como por las violentas tácticas usadas por la policía para dispersar a manifestantes que criticaban esa decisión.

La moción de desconfianza tuvo el apoyo de solamente 186 miembros del Parlamento, 40 menos que la mayoría necesaria para su aprobación. Incluso si hubiese sido autorizada, Yanukovich habría seguido como presidente, aunque el primer ministro y el gabinete habrían tenido que renunciar.

Por su parte, el primer ministro Mykola Azarov, se disculpó por la violencia de la policía antimotines, pero defendió las acciones del gobierno y criticó a manifestantes que han bloqueado acceso a oficinas gubernamentales. Esas acciones ‘no son el sendero hacia la integración europea, sino a la dictadura’, dijo, golpeando la mesa con el puño, mientras la oposición abucheaba y gritaba ‘revolución’. ‘Usted y su gobierno deben avergonzarse’, dijo Arseni Yatsenyuk, legislador del Partido Patria, el mayor grupo de la oposición.

MODERACIÓN

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, llamó el lunes a las partes en Ucrania a ejercer moderación y evitar nuevos actos violentos, tras las protestas del pasado fin de semana para pedir la dimisión del presidente, Víctor Yanukóvich.

El máximo responsable de Naciones Unidas instó al mismo tiempo a las autoridades ucranianas a respetar el derecho democrático de los ciudadanos a la libertad de expresión y a manifestarse de manera pacífica.

Por otro lado, el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, aseguró ayerque las noticias que llegan de Ucrania ‘no son buenas’, pero subrayó que el deseo del Gobierno y del resto de países de la UE es que Kiev ‘escoja la senda europea’. "El presidente, Víktor Yanukóvich, lo que ha dicho es que esto es un paréntesis que podría cerrarse en el futuro y que Ucrania volvería a mirar hacia Occidente, que es lo que nosotros deseamos’, señaló García-Margallo.