Temas Especiales

11 de Apr de 2021

Mundo

Elecciones europeas

P >kern 0.1t or primera vez en su historia, 751 eurodiputados votarán al presidente de la Comisión Europea.

P >kern 0.1t< or primera vez en su historia, 751 eurodiputados votarán al presidente de la Comisión Europea.

El conjunto de países de la Unión Europea, con algunas excepciones, ha vivido en los últimos años una profunda crisis económica y social. La mayoría de Gobiernos han aplicado drásticos recortes en los pilares básicos del estado del bienestar (sanidad, educación y pensiones) y, en general, han hecho de la contención del déficit presupuestario su principal objetivo político, aplicando austeridad a rajatabla y reduciendo a la mínima expresión cualquier tipo de inversión pública.

Una vez desencadenada la crisis, a finales del año 2008, la Alemania de la canciller Merkel, junto con la mayoría conservadora del Parlamento y de la Comisión, impusieron un ritmo de reducción del déficit que ha sido calificado por muchos como un auténtico ‘austericidio’, que está provocando enormes sufrimientos a millones de europeos y un desempleo desbocado en algunos países. Es en este contexto en el que la ciudadanía de la Unión va acudir a las urnas. Con un sentimiento doble: por una parte el rechazo a las políticas de austeridad y por otra parte, la conciencia clara de la importancia que las decisiones de la Unión Europea tienen en sus vidas cotidianas y en la marcha económica de sus respectivos países. Quizás esta circunstancia permita que la participación en estas elecciones supere el umbral del 50%, que ha sido la media en las últimas convocatorias.

Los partidos políticos plantearán la confrontación del 25 de mayo como una lucha ideológica entre izquierda y derecha o, lo que es lo mismo, entre la defensa del estado de bienestar que ha hecho de Europa una especie de isla en el mundo, o la reforma drástica de ese modelo para hacer del conjunto de la Unión una economía más competitiva y productiva. Izquierda y derecha también debatirán acerca de la necesidad de dar más poder y competencias a Europa, como único medio para armonizar políticas fiscales y económicas que refuercen al conjunto de la zona.

Además, los dos grandes movimientos políticos se disputarán los votos con los populismos que han crecido al calor de la crisis, los movimientos racistas y xenófobos, o los euro escépticos que en lugar de más Europea, lo que desean es que la Unión desaparezca tal y como hoy está concebida.

LETRA INTERNACIONAL