Temas Especiales

26 de Jan de 2021

Mundo

Malasia enciende velas por pasajeros del avión de Malaysia Airlines

MH370: Ha pasado un mes y hoy se apaga la caja negra

El avión está perdido. Hasta ahora es una de las pocas cosas claras con respecto al vuelo MH370. En las últimas cuatro semanas, desde que desapareció, todas las teorías han sido contempladas. Primero se habló de que el avión cayó en el mar, cerca de China; luego se pensó que podía ser un secuestro o un ataque terrorista y, entonces, los reflectores se fijaron en dos pasajeros iraníes que habían usurpado las identidades de otras personas para subir a la aeronave, y en los pilotos.

LOS PRIMEROS SOSPECHOSOS

Pouria Nourmohammadi Mehrdad y Seyed Mohamed Reza Delavar, de 17 y 29 años, respectivamente, eran los dos iraníes que robaron unos pasaportes para abordar el MH370. Tras indagar un poco, las autoridades comentaron que era poco probable que fueran terroristas y que, sospechaban que la intención de los persas, por lo menos de Pouria, era entrar a Europa y llegar a Alemania para pedir asilo. ‘Cada vez hay mayor seguridad de que estos dos individuos probablemente no eran terroristas’, declaró Ronald Noble, de la Interpol, el 11 de marzo.

En la casa del piloto del avión con matrícula 9M-MRO (Zaharie Ahmad Shah, de 53 años, de los cuales pasó 33 trabajando para la aerolínea) se halló un simulador de vuelo, lo que levató sospechas. Al investigar al copiloto, Fariq Abdul Hamid, 27 años y con casi 3 mil horas de vuelo, lo más que se le encontró es que en algunas ocasiones dejó pasar a pasajeras a la cabina.

Dos días antes, el 16 de marzo, según reportó Radio Televisión Española, el jefe de la Policía de Malasia, Khalid Abu Bakar, indicó que podría haber alguien en el vuelo que se sacó un seguro por una gran cantidad de dinero para que su familia lo cobrase. O alguien que debía dinero. ‘Estamos investigando cualquier posibilidad. Tenemos fotografías y perfiles de todos los pasajeros, además de los vídeos donde observamos el comportamiento de todos los pasajeros’, había declarado el jefe policial . Empero, la Interpol también comentó a los medios: ‘Cuanta más información tenemos, más nos lleva a pensar que no se trató de un atentado terrorista’.

UN MUNDO PARA BUSCAR

De China, el espectro de búsqueda se amplió a un radio de poco más de 5 millones de kilómetros cuadrados (la mitad del tamaño de Europa); es decir, casi toda Asia hasta prácticamente llegar a Australia. Ahí, se empiezó a decir que el avión cambió de rumbo y fue a dar al océano Índico. Ya no solo Malasia y China buscaban. A los operativos se unieron casi una treintena de países.

Se dice que pudo haber sido una falla electromecánica, que el avión sufrió de descompresión y el piloto automático estuvo andando hasta que se acabó el combustible y el Boeing 777-200 había caído al mar.

En el Índico, primero las miradas se ubicaban en un área a 2,500 kilómetros al suroeste de la ciudad australiana de Perth. Luego, el campo de búsqueda se dirigió a otra zona 1,800 kilómetros al norte de la costa australiana.

Satélites de varios países (Tailandia, China, Japón y Australia, entre otros) anunciaron haber observado posibles objetos que podrían pertenecer al avión con matrícula 9M-MRO. Sin embargo, el resultado fue negativo.

SIN SOBREVIVIENTES

‘Malaysia Airlines lamenta profundamente tener que asumir más allá de cualquier duda razonable que el vuelo MH370 se ha perdido y que no hubo sobrevivientes. Como escucharán del primer ministro de Malasia en la próxima hora, debemos ahora aceptar la evidencia que sugiere que el avión cayó en el sur del Océano Indico’, comunicó la línea aérea a los familiares de las víctimas a través de un mensaje de texto el 24 de marzo. Najib Razak, primer ministro malasio, se lo dijo al mundo en rueda de prensa ese mismo día.

La búsqueda continúa; sin embargo, Khalid Abu Bakar, de la Policía de Malasia, declaró: ‘La investigación puede continuar y continuar. Debemos aclarar cada pequeño detalle. Pero como resultado podemos continuar sin saber qué es lo que de hecho sucedió. Puede que las investigaciones terminen sin que sepamos las causas reales. Podría ser que ni siquiera conozcamos los motivos del incidente’.

Las molestias de los familiares se acrecentaron. Una nota de la agencia AP comentó: ‘Las autoridades malasias se han visto obligadas a tomar la defensiva ante las críticas, de las cuales las más contundentes han provenido de un grupo de parientes chinos de los pasajeros, quienes las acusan de mentir sobre —o incluso de participar en— la desaparición del avión’. Hishammuddin Hussein, ministro de Defensa, escribió a través de redes sociales que ‘la historia nos juzgará bien’, en referencia al papel de su gobierno para dar con el avión.

¿CIENCIA FICCIÓN?

Algunos medios reportaron que, supuestamente, uno de los pasajeros del vuelo, Philip Wood, envió una foto y un mensaje indicando que habían sido secuestrados.

A través del ‘Exchangeable Image File Format’ (Exif, una especificación para formatos de archivos de imagen usado por las cámaras digitales), algunos expertos indicaron que, supuestamente, la foto fue tomada en el atolón Diego García, donde se ubica una base militar estadounidense. No obstante, esta teoría no ha sido completamente tomada en serio por algunas falencias en los datos: Philip Wood, al parecer, no trabaja en IBM como indica el mensaje; y, según expertos en informática, el Exif de la foto no corresponde al código que generaría un Iphone 5, teléfono que, supuestamente es el que utiliza el ingeniero.

LA CAJA NEGRA

La semana pasada, el viernes, dos naves con localizadores submarinos se añadieron a la búsqueda con la intención de dar con la caja negra del Boeing 777-200. El dispositivo de registro, una vez suscitado algún tipo de catástrofe, dura 30 días encendido. Después de esto, las baterías del equipo se descargan.

Tres días después; es decir, ayer lunes 7, AP informó que la Armada de Estados Unidos detectó unas señales que son similares a las que emiten las cajas negras. Angus Houston, director del Centro Conjunto de Coordinación entre Agencias, declaró que ‘sin duda es la pista más prometedora, y probablemente en la búsqueda hasta ahora es la mejor información con la que hemos contado’.

El ministro malasio de Defensa, Hishammuddin Hussein, según reportó la misma agencia, también declaró al respecto y dijo a la prensa: ‘Estamos cautelosamente esperanzados de que haya hechos positivos en los próximos días, si no es que en las próximas horas’. Empero, el propio Houston comentó que ‘podrían pasar algunos días antes de que esté disponible la información para saber con precisión si estas señales pertenecen al vuelo MH370. En aguas muy profundas nada sucede rápido’.

Colaboración: José Antonio Gil, José María Legazpi