Temas Especiales

20 de Jan de 2021

Mundo

Rebeldes rechazan acuerdo de Ginebra

Los separatistas se mantienen firmes y exigen la renuncia del gobierno de Kiev, el cual ha cedido en la propuesta de federalizar el país

Rebeldes rechazan acuerdo de Ginebra
Hombres armados custodian uno de los edifcios tomados en Slavyansk.

Separatistas prorrusos del este de Ucrania se mantenían inflexibles ayer al rechazar el acuerdo concluido en Ginebra para intentar desactivar la crisis ucraniana, un nuevo desafío para el gobierno proeuropeo de Kiev del que exigen la renuncia.

El presidente interino ucraniano Olexandre Turchinov y su primer ministro Arseni Iatseniuk tendían en cambio la mano a los rebeldes, prometiendo una importante descentralización y un ‘estatuto especial’ para la lengua rusa.

Paralelamente, un portavoz del Kremlin confirmó que Rusia tiene tropas desplegadas cerca de la frontera con Ucrania, en declaraciones al canal de televisión Rossia 1. ‘Tenemos tropas en diferentes regiones, y hay tropas cerca de la frontera ucraniana. Algunas tiene base ahí, otras fueron enviadas como refuerzo a causa de la situación en Ucrania’, dijo Dimitri Peskov.

Para sorpresa de todos, los jefes de la diplomacia ucraniana, rusa, estadounidense y europea cerraron el jueves un acuerdo en Ginebra para rebajar la tensión en el país, al borde del estallido tras la insurrección del este, que reclama su integración en Rusia o una ‘federalización’ del país.

El acuerdo prevé el desarme de grupos armados ilegales y la evacuación de edificios ocupados, así como una amnistía para aquellos que entreguen las armas, excepto para los que hayan cometido asesinatos.

El texto estipula también que el proceso constitucional anunciado por el gobierno de transición será ‘transparente’ e incluirá a todas las regiones ucranianas y a las entidades políticas.

Sin embargo, los insurgentes rechazaron tajantemente el plan, atrincherados en la sede de la administración regional de Donetsk, ocupada desde el 6 de abril y donde altavoces emiten el himno ruso.

Por otra parte, Yulia Timoshenko, candidata a las elecciones presidenciales del 25 de mayo, viajó a Donetsk para reunirse con los rebeldes, pero éstos se negaron a recibirla. ‘Si quiere puede venir a las barricadas, pero no se lo aconsejo’, dijo Denis Pushilin, uno de los líderes separatistas.

A pesar del rechazo de los insurgentes, las autoridades de Kiev decidieron respetar su parte del acuerdo.

‘El gobierno ucraniano está dispuesto a llevar a cabo una reforma constitucional de envergadura que dará amplios poderes a las regiones (...). Le damos un estatuto especial a la lengua rusa y garantizamos la protección de esa lengua’, declaró el primer ministro Arseni Iatseniuk, en un discurso conjunto con el presidente Olexandre Turchinov.