Temas Especiales

16 de Jan de 2021

Mundo

Afganistán guarda luto a los dos mil muertos por el alud

Algunas viviendas de la localidad se encuentran a 30 metros de profundidad

Afganistán guarda luto a los dos mil muertos por el alud
Un niño afgano llora con desconsuelo por la pérdida de algunos familiares.

Afganistán guardó ayer luto por las más de 2.000 víctimas mortales que provocó el corrimiento de tierra del viernes en el pueblo de Ab-e-Barik, provincia de Badakshan (noreste del país), donde se han abandonado las labores de rescate ante la imposibilidad de hallar supervivientes.

Las banderas figuraban a media asta a lo largo de la jornada en territorio afgano y en las representaciones diplomáticas en el extranjero en memoria de las víctimas, para cuyo eterno descanso se elevarán plegarias.

Algunas viviendas de la localidad se encuentran a 30 metros de profundidad, bajo toneladas de tierra, lodo y rocas.

El abandono de las labores de rescate impedirá conocer el número exacto de muertos por el siniestro, aunque las autoridades dan por seguro que supera los dos millares, lo que convierte a la catástrofe en la segunda peor de carácter natural de la historia de Afganistán, que solo fue superada por el terremoto que asoló en 1998 la provincia de Takhar y que dejó 3,500 muertos.