26 de Sep de 2021

Mundo

Reporteros sin fronteras, premiados por su labor en América Latina

La Organización Reporteros sin Fronteras fue galardonada ayer con el IX premio Casa América Cataluña

La Organización Reporteros sin Fronteras fue galardonada ayer con el IX premio Casa América Cataluña en reconocimiento de su labor en América Latina.

La Casa América quiso premiar la labor de Reporteros sin Fronteras en Latinoamérica, por la lucha contra la censura y las leyes de restricción de la libertad de prensa y su trabajo en la mejora de la seguridad de los periodistas, sobre todo en las zonas de conflicto.

Durante el acto, el director general de Casa América Cataluña, Antoni Traveria, lamentó que, en lo que va de año, ‘ya han sido asesinados 11 periodistas, 3 de ellos en América Latina’ y recalcó que ‘hay que denunciar con firmeza que cada vez más los periodistas desplazados a zonas de conflicto se han convertido en objetivo de los bandos’.

La presidenta de la sección española de Reporteros Sin Fronteras, Malén Aznárez, recogió el galardón y denunció la ‘tremenda censura que hay en internet’ y más de 60 países la sufren y afirmó que ‘hay determinados países como India o China que se ponen de acuerdo con grandes multinacionales para que sean los policías de internet’ y ‘prohíban la publicación de palabras como ‘falda’ o ‘mujer”.

Aznárez también declaró que ‘en estos momentos lo que hay en Siria es propaganda, no hay información’ y añadió que, con ello, ‘los únicos que pierden son los ciudadanos’.

La periodista advirtió de que si no hacen una información independiente, difícilmente habrá democracia y afirmó que están en unos momentos bastante penosos y ‘sucios del periodismo’, aunque también ‘tienen auténticos héroes’.

El periodista y fundador de El Periódico de Cataluña Antonio Franco Estadella entregó el galardón, consistente en una litografía creada por el dibujante e ilustrador chileno Guillo.

Estadella afirmó que, actualmente, ‘predominan periodistas que van totalmente desasistidos a las zonas de conflicto’ y que, ‘solamente llevan su conciencia, su vocación, sus obligaciones éticas y la ayuda de asociaciones como Reporteros Sin Fronteras’, que les tienen que proporcionar incluso chalecos.