Temas Especiales

20 de May de 2022

Mundo

Sombras Trasatlánticas

Ponen los tribunales al servicio de los accionistas, guardan silencio sobre el acuerdo y dejan la democracia de lado

El mundo es testigo de la crisis en los países europeos. Sin embargo, ignora lo que está ocurriendo entre Estados Unidos y la Unión Europea, que negocian en las sombras un Tratado Trasatlántico de Libre Comercio. Aunque hay poca transparencia y mucha oscuridad, se entrevé que este acuerdo podría cambiar el estatus de bienestar de la comunidad europea.

La negociación de un Acuerdo Trasatlántico para el Comercio y la Inversión (ATCI) entre Estados Unidos y la Unión Europea confirma la voluntad de los neoliberales de transformar el mundo. Ponen los tribunales al servicio de los accionistas, guardan silencio sobre el acuerdo y dejan la democracia de lado o bajo el cuidado de políticos sumisos y sus respectivos lobbies .

Los analistas consideran que la estrategia es clara: aislar a Rusia y contener a China, en un momento en que ambas potencias, bajo el esquema de la redefinición de Euroasia, acercan posiciones.

Estados Unidos sólo ha ratificado dos de las ocho normas de trabajo de la Organización Internacional del Trabajo y ha dejado varios aspectos básicos del acuerdo aún en suspenso. Las contradicciones vienen aferradas a conceptos de absoluto libre comercio y Bruselas, como Washington, tiene intención de seguir por este camino.

Por otro lado, el mapa mundial demuestra que el modelo se agota y hay un evidente estancamiento del mercado, tanto en la UE como en EEUU.

Pero las multinacionales no ceden espacio y presionarán por lo que consideran sus derechos, aún por encima de los derechos de los ciudadanos. El hermetismo de estas negociaciones contradice el discurso oficial de ambas potencias que piden, más bien exigen, democracia, incluso a sangre y fuego, a otros países. La firma de este Acuerdo Trasatlántico es aún lejana, pero preocupa tanta oscuridad.