23 de Feb de 2020

Mundo

Israel y Hamas pisan la tregua y retoman su mortífero pulso

Tras romperse el alto al fuego pactado por 72 horas, ambas partes reanudaron los ataques dejando 70 muertos

Israel y Hamas pisan la tregua y retoman su mortífero pulso
La tregua de ayer entre Israel y Hamas en Gaza apenas duró unas horas y se transformó en un baño de sangre.

La tregua de ayer entre Israel y Hamas en Gaza apenas duró unas horas y se transformó en un baño de sangre, con más de 70 palestinos muertos, al tiempo que dos soldados israelíes caían en una operación en la que otro habría sido secuestrado.

El alto el fuego de tres días, que entró en vigor a las 08H00 locales (05H00 GMT), no se mantuvo más de dos horas y las esperanzas de una tregua duradera parecían alejarse todavía más, al representar la captura de un soldado israelí el casus belli por excelencia de Israel. Asimismo, los disparos de artillería israelí mataron al menos 40 personas cerca de Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, indicaron los servicios de emergencias locales.

Este conflicto devastador ha dejado en 25 días más de 1,500 palestinos muertos, en su mayoría civiles, así como 63 soldados israelíes y tres civiles en Israel.

Israel y Hamas se culpan mutuamente del fracaso de esta tregua, la primera que ambos bandos aceptaron desde el inicio de las hostilidades el 8 de julio.

Según el ejército israelí, un grupo de ‘terroristas’ atacó a los soldados que destruían un túnel de Hamas cerca de Rafah, donde otro ‘terrorista’ se inmoló con explosivos.

Sin embargo, el portavoz del Ministerio de Sanidad en Gaza, Ashraf al Qedra, declaró que la primera violación de la tregua se produjo por parte de las fuerzas israelíes que atacaron Rafah.

OBAMA, DECEPCIONADO Y DESCONSOLADO

El presidente estadounidense, Barack Obama, acusó a Hamás de romper el alto el fuego apenas minutos después de que entrase en vigor. ‘Va a ser muy difícil volver a conseguir un alto el fuego de nuevo si Israel y la comunidad internacional no confía en que Hamás puede cumplir’, indicó Obama.

El presidente insistió una vez más en el derecho de Israel a defenderse, ya que ‘ningún país puede tolerar que sus ciudadanos se tengan que refugiar cada 20 minutos por ataques con cohetes’.

A la vez, reconoció sentirse ‘desconsolado’ por los civiles palestinos que han muerto durante el conflicto. ‘Quiero ver que se hace todo lo posible para asegurar que no se producen bajas civiles en Gaza’, subrayó. Por ello, reiteró que el alto el fuego era una manera de detener la violencia y dar un espacio, y tratar de solucionar los problemas entre ambas partes.

‘Hay mucha rabia y desesperación y esa es una mezcla muy volátil. Va a ser difícil, pero hay que seguir intentándolo’, aseguró Obama ante las preguntas de los periodistas sobre el futuro de las negociaciones en la región.

‘TRÁGICA’ OPORTUNIDAD PERDIDA

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, también condenó duramente la violación de la tregua. Ban, en una declaración leída por su portavoz, señaló que la ONU no puede confirmar independientemente lo ocurrido en las últimas horas, pero se declaró ‘profundamente decepcionado’ por los acontecimientos y aseguró que estos plantean dudas sobre la credibilidad de las garantías ofrecidas por el movimiento islamista a Naciones Unidas.

‘En lugar de dar a las dos partes, en especial a los civiles de Gaza, una pausa muy necesaria para atender a sus heridos, enterrar a sus muertos y reparar infraestructuras vitales, esta ruptura del alto el fuego está llevando a una nueva escalada del conflicto’, señaló Ban.

En declaraciones a los periodistas, el subsecretario general de la ONU para Asuntos Políticos, Jeffrey Feltman, aseguró que la organización había recibido garantías de todas las partes de que respetarían la tregua, por lo que se mostró muy decepcionado.

Según Feltman, se trata de una ‘trágica oportunidad perdida’ y será extremadamente difícil lograr parar el aumento de la tensión. En especial, aseguró, después de la supuesta captura del soldado israelí, por los precedentes que existen de anteriores ocasiones en las que eso ha ocurrido.

‘LÍNEA ROJA’

El gobierno israelí del primer ministro, Benjamín Netanyahu, sopesa intensificacar su campaña militar a raíz del secuestro del soldado Hadar Goldin, de 23 años, miembro de la Brigada Givati y de la población de Kfar Saba. ‘Hamás y otras organizaciones terroristas en la Franja de Gaza pagarán las consecuencias de sus actos’, transmitió Netanyahu.

Netanyahu trasladó al secretario de Estado de EEUU, John Kerry la queja de que a pesar de los compromisos adquiridos por Hamás y otras facciones ante la ONU, de que cumplirían la tregua, ésta ha sido vulnerada ‘de forma grosera’ por la parte palestina.

Para Israel, la captura de un soldado representa una línea roja. El rapto en junio de 2006 del soldado Gilad Shalit implicó el lanzamiento de cinco meses de operaciones militares en la Franja de Gaza. Finalmente, Shalit fue liberado en octubre de 2011 a cambio de mil prisioneros palestinos.

Por su parte, Hamás negó tener conocimiento del secuestro de Goldin, y varios dirigentes, entre ellos el miembro del buró político de Hamás en el Líbano, Osama Hamdán, han acusado a Israel de emplear la supuesta captura del soldado para justificar sus agresiones contra el pueblo palestino. El portavoz de Hamás en Gaza, Sami Abu Zuhri, dijo que ‘la declaración israelí sobre el secuestro tiene el objeto de confundir a la opinión pública y justificar la violación del alto el fuego humanitario’.