Temas Especiales

27 de Oct de 2020

Mundo

Kerry hace ‘lobby’ para armar coalición en contra del EI

El estadounidense culminó, visitando El Cairo, una gira en la que tenía como objetivo ganarse el respaldo de varios países del Oriente

Kerry hace ‘lobby’ para armar coalición en contra del EI
John Kerry junto con el ministro egipcio de Relaciones Exteriores, Sameh Shukri.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, afirmó este sábado que Egipto está en la primera línea de la lucha antiterrorista, durante la última etapa de su gira por Oriente Medio para recabar apoyos para combatir al Estado Islámico (EI) en Irak y Siria.

Kerry cerraba así la misión que le llevó a Bagdad, Ammán, Yedá (Arabia Saudita) y Ankara para poner en marcha la coalición internacional con la que ‘destruir’ a los yihadistas del EI, como pretende el presidente Barack Obama.

El jefe de la diplomacia estadounidense viajará a continuación a París para participar en una conferencia internacional sobre Irak centrada en la creciente amenaza que supone este grupo sunita ultrarradical, que ocupa amplios territorios de Irak y Siria en los que ha cometido ejecuciones, violaciones y persecuciones.

Tras reunirse en la capital egipcia con el presidente del país, Abdel Fatah al Sisi, y con el secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi; Kerry destacó el papel esencial de Egipto en la lucha contra el EI. ‘Como capital intelectual y cultural del mundo musulmán, Egipto tiene un papel clave que jugar, denunciando la ideología que (el EI) promulga’, dijo.

Washigton quiere que ‘las instituciones religiosas se pronuncien contra el EI, y que hablen al respecto en sus sermones del viernes’, en las mezquitas, explicó a los periodistas un funcionario que viaja con Kerry: ‘Egipto está en primera línea en la lucha contra el terrorismo, en particular en lo referente a la lucha contra los grupos extremistas en el Sinaí’, afirmó Kerry en rueda de prensa.

Kerry logró el jueves en Arabia Saudita el compromiso de diez países árabes para luchar contra ese grupo yihadista, que también proclamó un califato a caballo entre Irak y Siria.

El viernes trató convencer a Turquía para que participe en la coalición que Washington está tratando crear, pero Ankara se niega a participar activamente en las operaciones militares, pues teme poner en peligro la vida de 46 de sus ciudadanos prisioneros de los yihadistas en Irak. En esta ‘guerra’ contra el EI, tal como lo formuló el viernes la Casa Blanca, el general retirado John Allen, hombre clave de la guerra en Irak, fue encargado de coordinar la futura coalición.

CONVERSACIÓN SINCERA

Kerry señaló también que tuvo una conversación ‘sincera’ sobre derechos humanos con el presidente Al Sisi. Washington, que no deja de expresar regularmente su ‘disgusto’ por el balance de los derechos humanos en este país, acusado de reprimir todo tipo de oposición, también defiende su alianza militar con esta pieza clave de la diplomacia estadounidense en la región.

Kerry asistirá el lunes a una conferencia internacional sobre Irak en París, y a la cual Irán, el peso pesado chiita de la región y aliado de Bagdad, no ha sido invitado por el momento.

El secretario de Estado norteamericano sostuvo que una participación iraní ‘no sería adecuada’, debido a su implicación en Siria, donde Teherán apoya al rég imen de Bashar al Asad.

El encuentro, al que fueron invitados unos 20 países, ‘permitirá a cada uno ser mucho más preciso sobre lo que puede o quiere hacer’, indicó una fuente diplomática.

Para preparar esta conferencia, el presidente francés, François Hollande, viajó el viernes a Irak, donde prometió ayudar ‘aún más militarmente’ a Bagdad en su lucha contra el EI.

Cientos de miles de personas, pertenecientes sobre todo a minorías, escaparon a principios de agosto hacia la región autónoma del Kurdistán, en el norte de Irak, debido a la ofensiva yihadista. Hollande, primer jefe de Estado extranjero en visitar Bagdad desde el comienzo el 9 de junio de la ofensiva del EI en Irak, anunció la creación de un ‘puente humanitario’ para los que quieran abandonar este país.

En el marco de su estrategia, el presidente estadounidense, Barack Obama, indicó el miércoles que ampliará a Siria la campaña aérea contra el EI, en curso en Irak desde el 8 de agosto, y que proveerá asistencia a las fuerzas armadas iraquíes y a los rebeldes moderados sirios que combaten tanto contra el régimen de Bashar al Asad como contra el EI.