21 de Feb de 2020

Mundo

Yihadistas que decapitaron al francés abandonaron su campamento

En el lugar los terroristas dejaron un ​celular con fotografías de los secuestradores, misiles tierra-aire y medicamentos

Yihadistas que decapitaron al francés abandonaron su campamento
El campamento se encuentra escasamente a un kilómetro del lugar donde Gourdel fue secuestrado el 21 de septiembre cuando hacía senderismo de montaña junto a cinco argelinos que no fueron del interés de los secuestradores. Cuatro días después, fue degollado y decapitado.

Los yihadistas argelinos que decapitaron al rehén francés Hervé Gourdel abandonaron el campamento que ocupaban a toda prisa, dejando en el lugar un teléfono con fotografías de los secuestradores, misiles tierra-aire, medicamentos y otros objetos personales.

Un periodista del diario argelino Al Watan que acompaña al ejército en las labores de búsqueda del cadáver de Gourdel y de sus secuestradores describe hoy el campamento de los terroristas de Soldados del Califato y concluye que estos lo abandonaron precipitadamente al sentir cerca a los soldados argelinos que participan en el rastreo.

El campamento se encuentra escasamente a un kilómetro del lugar donde Gourdel fue secuestrado el 21 de septiembre cuando hacía senderismo de montaña junto a cinco argelinos que no fueron del interés de los secuestradores. Cuatro días después, fue degollado y decapitado.

El ejército argelino informó ayer de que el campamento había sido encontrado y destruido, sin dar mayores detalles.

El periodista detalla hoy los hallazgos: misiles antiaéreos de marca "Hawn", medicamentos, provisiones alimentarias, restos de comida y zapatos fueron abandonados en el lugar, algo inhabitual según el comandante de la operación.

Lo más valioso es un teléfono móvil encontrado en el lugar en el que aparecen varias fotos de los terroristas y que ha ayudado a avanzar en las tareas de identificación, aunque la identidad de los secuestradores ya había sido establecida anteriormente, según dijo la semana pasada el ministro de Justicia, Tayeb Louh.

Los cinco terroristas que aparecieron en el vídeo que ellos mismos grabaron con la decapitación de Gourdel ya están identificados: el hombre que lo degolló, de unos cincuenta años y nativo de la capital argelina, tienen varios años de "militancia" terrorista.

Los demás son hombres nativos de las regiones de Boumerdes y Bouira, de entre 20 y 54 años, cuya identidad ha sido aclarada tras el análisis de sus voces y de las pupilas de los ojos (pues todos llevaban el rostro cubierto).

Junto a los cinco ejecutores, hay además otros 27 hombres, también identificados, que aparecen en otro vídeo en el que el grupo de Soldados del Califato jura su lealtad al Estado Islámico establecido en Irak y Siria y comandado por el autoproclamado "emir" Abubakr al Bagdadi.

El jefe de Soldados del Califato es Abdelmalek Gouri, antiguo "lugarteniente" de Abdelmalek Droukdel, quien supuestamente todavía dirige Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), aunque no está claro si el primer grupo se ha escindido formalmente de AQMI.

Según el diario, más de mil soldados continúan las operaciones de búsqueda y rastreo en el Macizo de Yuryura, en la región de la Cabilia. De su efectividad dependerá en buena medida la imagen de Argelia como "socio fiable" en la lucha contra el terrorismo.