Temas Especiales

12 de May de 2021

Mundo

‘Afortunadamente existe la ONU; imperfecta, pero la tenemos’

El Coordinador Residente del Sistema de Naciones Unidas en Panamá, Martín Santiago Herrero, explica la agenda del Secretario General

PANAMÁ

El año pasado se registraron más conflictos armados que en la Segunda Guerra Mundial, cuyo fin en 1945 marcó el nacimiento de la ONU. Hoy, aprovechando la celebración del Día de las Naciones Unidas, el organismo expondrá sus logros, objetivos y desafíos marcados en la agenda del secretario general, Ban Ki-moon. La entidad internacional, formada por más de 190 países, cumple 69 años con la intención de seguir velando por la paz y seguridad en un mundo cada vez más complejo. El coordinador residente del Sistema de Naciones Unidas en Panamá, Martín Santiago Herrero, explica los puntos de la compleja agenda global, la necesidad de una reforma para lograr un Consejo de Seguridad más democrático, y lo que su organización aporta a Panamá, considerado un ‘Hub regional de las Américas’.

LAS NACIONES UNIDAS SE APROXIMAN, EL AÑO QUE VIENE, A SUS 70 AÑOS. ¿CUÁLES SON SUS MAYORES DESAFÍOS EN ESTE MOMENTO?

Antes de determinar las prioridades de una organización, es necesario mirar el mundo como un conjunto. La organización es una plataforma universal de valores. Cuando lo observamos en ese contexto, los actos de violencia, los genocidios silenciosos, las violaciones masivas de los derechos humanos o terrorismo empiezan a determinar una agenda global de seguridad muy compleja.

¿Y CUÁLES SON ESAS PRIORIDADES?

Debemos sentar las bases para lograr una estabilidad en el orden internacional; es decir, un mundo más seguro. Y, para que esa seguridad de la que hablamos sea sostenible, es necesario seguir una agenda de desarrollo que permita a todos vivir con dignidad. Esta última es, de hecho, una de nuestras aspiraciones básicas como organización. Además, apoyar a los países en transición. Luego, estaría la nueva agenda de la lucha contra el cambio climático y, finalmente, el tema de dos segmentos de población que para Naciones Unidas son absolutamente prioritarios: la mujer y la juventud. Todo esto configura la agenda que el secretario general, Ban Ki-moon, ha determinado.

HABLANDO DE SEGURIDAD, ¿CÓMO CREE USTED QUE SE PODRÍA ADECUAR EL CONSEJO DE SEGURIDAD A LAS NUEVAS NECESIDADES DEL MUNDO?

El Consejo de Seguridad tiene hoy un esquema de orden global totalmente diferente al de hace casi siete décadas. Ahora buscamos cómo hacerlo más democrático y ágil para la toma de decisiones, y más representativo de la realidad, no sólo global, sino geográfica de los países. No obstante, es complicado mover una maquinaria de 194 Estados y llegar a consensos con el fin de modificar nuestra estructura como organización. Pero, por supuesto, la reforma del Consejo de Seguridad es uno de los temas básicos de la agenda de Ban Ki-moon.

EN EL TEMA DEMOCRÁTICO, ¿NO PIENSA QUE EL DERECHO A VETO DE LOS CINCO PAÍSES PERMANENTES (EEUU, REINO UNIDO, CHINA, RUSIA, FRANCIA) DEBERÍA MODIFICARSE?, PUES AL FINAL PRIMAN LOS INTERESES DE ESTAS POTENCIAS EN DETRIMENTO DEL ORDEN INTERNACIONAL...

Efectivamente, hay una preeminencia cuando cinco países son permanentes y tienen el derecho a veto, y ahí uno se plantea que tal vez esa forma de actuación debería ser modificada. Las Naciones Unidas no son un poder independiente; es decir, no hay un acto de voluntad donde nosotros (los funcionarios) decidimos o determinamos, sino que somos un instrumento al servicio de la comunidad internacional donde los mandantes son los Estados-Nación. Ellos determinan el funcionamiento de la organización en la medida en que, por ejemplo, si Estados como Panamá u otros tienen la voluntad explícita de una reconstrucción de nuestro tejido institucional, estoy seguro de que Naciones Unidas tendrá la reforma del Consejo y otros órganos con los que trabajamos.

LA ENTRADA DE VENEZUELA COMO MIEMBRO NO PERMANENTE RESULTA PARADÓJICA, ¿NO CREE? UN PAÍS CON LARGA TRAYECTORIA EN LA VIOLACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS, QUE NO COMULGA CON LA CARTA DE SU ORGANISMO...

En el Consejo han sido los Estados miembros los que han determinado la entrada de Venezuela como miembro no permanente. La ONU ha ejercido sus mecanismos de selección y la comunidad internacional en los países de forma muy legítima. Por lo tanto, yo no juzgo. Repito, la entrada de Venezuela como un país soberano al Consejo de Seguridad se dio a través de una serie de mecanismos legítimamente utilizados.

Y, ¿NO PIENSA QUE SERÁ UN CONTRAPESO A LOS INTERESES DE EEUU O DE EUROPA EN TEMAS COMO, POR EJEMPLO, UCRANIA O SIRIA, ENTRE OTROS?

Nosotros hablamos de situaciones de hecho donde los mecanismos establecidos por la comunidad internacional tratan de buscar distintas respuestas difíciles de encontrar en la interrelación de los desafíos que tenemos a escala global.

¿SIGUEN SIENDO NECESARIAS LAS NACIONES UNIDAS, PESE A SU POLITIZACIÓN?

La ONU vela por la paz internacional, seguridad, dignidad y respeto de los derechos humanos. Si no existiera una organización que representara esos valores, debería crearse. Nadie es perfecto, existen grandes frustraciones y fracasos, pues no tenemos voluntad propia en la toma de decisiones. No somos más que la representación de la forma en la que está estructurada la comunidad internacional. No obstante, afortunadamente existe un organismo como la ONU, imperfecto, pero lo tenemos.

ACERCÁNDONOS A PANAMÁ, ¿QUÉ SIGNIFICA PARA EL PAÍS SER UN HUB REGIONAL DE LAS AMÉRICAS? ¿EN QUÉ SE BENEFICIA?

En este mundo tan complejo, violento y desafiante, Panamá quiere un rol mediador de esas viejas y nuevas amenazas a la comunidad internacional. Para ello, Panamá sabe que es necesaria una configuración de una agenda internacional y con la de 2015, la vicepresidenta y canciller, Isabel de Saint Malo, está tratando de tener un rol de un nuevo liderazgo en la construcción de esa agenda global de desarrollo sostenible. Naciones Unidas puede ayudar muchísimo a un país que califico de ‘transición’ para dar un salto a la modernidad.

DÍGAME, ¿CÓMO VA A AYUDAR LA ONU A DAR ESE SALTO?

En primer lugar, la agenda priorizada de la administración de Juan Carlos Varela trata de consolidar lo que lleva haciendo Panamá hace unos cuantos años, que es el crecimiento económico sostenido y la atracción de inversiones, pero se necesita una dosis más importante de sostenibilidad y de equidad. En segundo lugar, lo que acaba de pasar recientemente en la Asamblea nos muestra que hay una madurez institucional que no pensábamos que existía. La idea es tratar de que la calidad y el desempeño institucional esté a la altura de la construcción de esa agenda tan importante. En tercer lugar, Panamá es un país de renta media y por eso nos centramos en cuestiones relacionadas con las brechas en el acceso a los servicios sociales básicos; es decir, en ciertas poblaciones que no tienen el acceso a la modernidad. Finalmente, las capacidades institucionales para dar respuesta, y trabajar en un verdadero proceso de descentralización. Es decir, tratamos de tener una visión estructural sobre los desafíos históricos del país.

El mensaje de Ban Ki- moon

La labor de las Naciones Unidas resulta más necesaria que nunca en esta época de múltiples crisis. La pobreza, la enfermedad, el terrorismo, la discriminación y el cambio climático están cobrando un elevado precio.

Millones de personas siguen padeciendo situaciones de explotación debido al trabajo servil, la trata de seres humanos, la esclavitud sexual o las condiciones peligrosas en las fábricas, los campos y las minas.

La creación de las Naciones Unidas, en 1945, constituyó un solemne compromiso con la población del mundo de poner fin a esos atropellos a la dignidad humana y abrir el camino a un futuro mejor. Hemos sufrido reveses dolorosos, y queda mucha tarea por delante.

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas han inspirado la campaña contra la pobreza de mayor éxito en la historia. El personal de mantenimiento de la paz se ha interpuesto entre fuerzas hostiles, nuestros mediadores han resuelto controversias y nuestros trabajadores humanitarios han prestado asistencia que ha salvado vidas. En este momento crucial, reafirmemos nuestro compromiso de hacer fuertes a los marginados y a los vulnerables. En el día de las Naciones Unidas, exhorto a los gobiernos y a los particulares a que trabajemos juntos en pro del bien común’.