Temas Especiales

23 de Nov de 2020

Mundo

Primera condena por hostigamiento racial en Colombia

Tras haberlo encontrado culpable, el juez del caso tiene ahora 15 días para establecer su pena

La justicia de Colombia emitió la primera condena por hostigamiento racial contra un concejal que comparó a las personas negras, desplazadas e indígenas con "un cáncer" para el país y el mundo, informó este viernes la Fiscalía.

"El Juzgado Sexto Penal de Conocimiento dictó sentido de fallo condenatorio en contra del concejal de Marsella (Risaralda, centro-oeste), Fernando Antonio Delgado, por el delito de hostigamiento por motivos de raza, religión, ideología, política, u origen nacional, étnico o cultural", señaló la Fiscalía en un comunicado.

El concejal fue llevado a juicio por la Fiscalía por sus declaraciones en el Concejo Municipal de esa ciudad, una localidad de unos 20,000 habitantes en la región cafetera del país, durante una sesión ordinaria el 14 de agosto de 2012.

"Siendo sinceros, grupos difíciles de manejar como las negritudes, los desplazados y los indígenas, son un cáncer que tiene el gobierno nacional y mundial", señaló Delgado en ese momento.

Tras haberlo encontrado culpable, el juez del caso tiene ahora 15 días para establecer su pena.

Delgado enfrenta de 12 a 36 meses de prisión o incluso más, porque la falta fue cometida por un funcionario público y en un recinto oficial. Además, el funcionario podría perder su cargo como concejal de Marsella.

Comunidades celebran el fallo -La sentencia contra Delgado constituye la "primera en Colombia por este delito después de la promulgación de la ley 1482 de 2011", conocida como ley antidiscriminación, indicó el comunicado.

La Fiscalía "sustentó su teoría del caso en el derecho a la dignidad, a la diferencia, a la igualdad y pidió que este tipo de conductas donde se amenaza o se perturba a las sociedades que históricamente han sido marginadas como los indígenas, las comunidades afrodescendientes o desplazadas, sean castigadas".

En declaraciones a RCN La Radio, el concejal dijo haber pedido disculpas y anunció que apelará la condena.

"He explicado que no era mi intención decir esas palabras (...) que se le 'chispotean' a uno a veces", dijo, usando la expresión popular que alude a decir cosas que no se deberían haber dicho.

Representantes de comunidades negras e indígenas citados en el comunicado de la Fiscalía celebraron el fallo.

"Con este hecho estamos marcando una trascendencia histórica a nivel nacional, porque es la primera condena por un acto de hostigamiento racial y por racismo en Colombia", dijo Iván Vergara, vicepresidente del Movimiento Nacional por los Derechos Humanos de las Comunidades Afrocolombianas Cimarrón.

Por su parte, Jorge Enrique Machado, abogado de la comunidad indígena del Resguardo Suratena de Marsella, saludó el trabajo de la Fiscalía. "Pudimos rebatir los argumentos de quienes decían que esto era solo una opinión", señaló.

Colombia es un país multicultural, en el que las minorías étnicas son las más golpeadas por la pobreza y la marginación. De sus 47 millones de habitantes, un 10,6% de la población es negra y un 3,4% indígena, según las últimas cifras disponibles.

Además, el país atraviesa un conflicto armado desde hace más de medio siglo, que ha dejado al menos 220.000 muertos y 5,3 millones de desplazados, según datos oficiales.