18 de Ago de 2022

Mundo

Condenan a 13 años de prisión por comprar y comer tigres en China

El caso se dio en China, por parte de un magnate del sector inmobiliario.

Condenan a 13 años de prisión por comprar y comer tigres en China
El tigre es el felino más grande del mundo.

Un hombre condenado a 13 años de cárcel por comprar y comer tres tigres ha visto corroborada su sentencia por un tribunal de la región autónoma de la etnia zhuang de Guangxi, al sur de China.


El hombre, apellidado Xu, ordenó a 14 personas que llevaran las piezas desmembradas de un tigre a un hotel de Nanning, capital de Guangxi, según informó el Tribunal Popular Intermedio de la ciudad de Qinzhou, que revisó el segundo juicio del caso. Xu invitó a sus amigos a una comida de carne del tigre.


 Según la investigación, Xu presenció la matanza del animal por descarga eléctrica en el poblado de Longmen de la ciudad de Leizhou en la vecina provincia de Guangdong, el 13 de marzo de 2013. Otros dos tigres fueron sacrificados de la misma forma el 21 de abril y el 20 de mayo del año pasado.


En ambas ocasiones Xu compró la carne, los huesos, los órganos internos y la sangre allí mismo. Xu confesó a la policía que adquirió los tigres por 440.000 yuanes (70.957 dólares) cada uno. Se desconoce el origen de los animales, pero se sospecha que fueron introducidos en el país de contrabando.


Xu fue detenido después de que la policía encontrara un video que registraba la presencia del acusado en el sacrificio del primer tigre. La policía descubrió en casa de Xu esqueletos y carne de animales, que después se confirmaron pertenecientes a un gecko gigante y a una cobra, ambos en peligro de extinción y bajo la protección estatal en China.


El 30 de abril, el tribunal popular del distrito de Qinbei, de la ciudad de Qinzhou, sentenció a 13 años de prisión al acusado por el transporte ilegal de animales en peligro de extinción, y le impuso una multa de 1,55 millones de yuanes en primera instancia.


Otras 14 personas que participaron en el transporte de restos del tigre recibieron condenas de entre cinco a seis años y medio de cárcel. El Tribunal Popular Intermedio de Qinzhou rechazó ayer lunes la apelación de Xu y mantuvo la sentencia del juicio anterior.