Temas Especiales

02 de Apr de 2020

Mundo

Siria refuerza seguridad tras ataque

Las medidas de seguridad reforzadas han provocado embotellamientos en Damasco debido a la revisión que se hace de cada automóvil.

Siria refuerza seguridad tras ataque
Siria refuerza seguridad tras explosión.

Los puestos de revisión militar en Damasco, capital de Siria, reforzaron hoy sus medidas de inspección, un día después de que milicianos armados se infiltraran en un distrito norteño de la capital siria, dijeron testigos.

Un pequeño grupo de insurgentes entró el lunes furtivamente en el vecindario de Rukn Addien, en el norte de Damasco, y atacó una instalación militar siria. Durante la incursión, un atacante suicida se hizo estallar cerca del área de logística militar.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Londres, señaló que la explosión lesionó a un brigadier, quien dirige las instalaciones militares, sin embargo, reportes locales señalaron que el oficial escapó ileso.

La televisión estatal siria transmitió imágenes después del incidente, en las que podían observarse los cuerpos de los atacantes, que de acuerdo con la información fueron abatidos en su totalidad por el ejército.

A pesar de que el ataque fue fallido en gran parte, el incidente en sí mismo muestra la posibilidad de más ataques en la capital. Al parecer, los atacantes cruzaron los puntos de revisión con identificaciones militares falsas.

Las medidas de seguridad reforzadas han provocado embotellamientos en Damasco debido a la revisión que se hace de cada automóvil, especialmente de aquellos en los que viajan hombres con uniforme militar.

La prensa local indicó que todo el personal militar uniformado debe presentar sus identificaciones, incluyendo donde están de servicio. Testigos y la prensa progubernamental mencionaron que los soldados también están confiscando motocicletas no autorizadas en la capital.

El Frente Al Nusra, vinculado a Al Qaeda, que recientemente logró grandes avances en su lucha contra las tropas del gobierno, se atribuyó el ataque del lunes y dijo que participaron tres de sus milicianos.

El grupo y milicianos afines despojaron el mes pasado a las fuerzas del gobierno de áreas clave en el noroeste de Siria y de un cruce fronterizo con Jordania.

El lunes, el grupo anunció el inicio de una campaña contra las fuerzas sirias y los combatientes aliados del Hizbulá libanés en Qalamoun, una cadena montañosa en el norte de Damasco, cerca de la frontera con Líbano.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos reportó intensos enfrentamientos en las laderas de las montañas Qalamoun entre el Frente Al Nusra y milicianos aliados, por una parte, y el Hizbulá y tropas sirias, por otra.

La opositora Red Sham informó del inicio de combates en la parte occidental de Qalamoun. El domingo, una página de Al Nusra en Twitter publicó fotos milicianos del grupo entrenando en el uso de armas antitanques en Qalamoun. "Los muyahidines han entrenado con todo tipo de armas en campos de entrenamiento.

Casi están listos para liberar sus aldeas", señala el pie de una de las fotos. Rami Abdul-Rahman, líder del Observatorio, señaló que los rebeldes sirios recibieron recientemente armas desde el extranjero, lo cual ha contribuido a su avance.

Las tropas del gobierno también aumentaron sus ataques contra los rebeldes en la franja este de Damasco.

El reciente avance de los rebeldes y la clausura de un cruce fronterizo con Jordania han provocado un agudo descenso de la libra siria frente al dólar USA. Sin embargo, el Banco Central de Siria introdujo el lunes 200 millones de dólares en el mercado para apoyar a la moneda local, dijo la prensa oficial.