Temas Especiales

25 de Nov de 2020

Mundo

Francia se fragmenta de cara a elecciones

La gran pregunta que se hacen los analistas es la influencia que tendrá la actual crisis migratoria en Europa

Francia se fragmenta de cara a elecciones
François Hollande es presidente desde 2012.

El panorama político francés está más fragmentado que nunca, a año y medio de la presidencial de 2017, con una izquierda en el poder desprestigiada por su fracaso económico, una oposición de derecha dividida y una ultraderecha enfrascada en una guerra dinástica.

El presidente socialista François Hollande, que celebrará el lunes su conferencia de prensa semestral, aborda la ‘rentrée' con una cota de popularidad muy baja. Sólo el 20% de los franceses desea su reelección, según un sondeo publicado el miércoles.

Con los ojos puestos en la elección de 2017, se espera que Hollande prometa rebajar los impuestos en unos dos mil millones de euros el año que viene. Su objetivo es hacer olvidar los once mil millones de euros exigidos a los hogares franceses desde su elección en mayo de 2012.

La opinión pública no es la única que duda de François Hollande, ya que su política económica sigue pareciéndole demasiado liberal al ala izquierdista del Partido Socialista francés.

Mientras, la oposición de derecha, que espera imponerse en las regionales, tampoco está mucho mejor, y su unidad no es más que una fachada.

Reunidos este sábado, los dirigentes del partido recientemente rebautizado Los Republicanos (exUMP), liderado por el expresidente Nicolas Sarkozy (2007-2012), aseguran que hablan con una sola voz.

Pero entre bambalinas sigue la lucha por ver a quién se designa como candidato para 2017, en las primarias previstas en un año.

La gran pregunta que se hacen los analistas es la influencia que tendrá la actual crisis migratoria en Europa, y cómo afectará al ultraderechista Frente Nacional (FN), defensor de un discurso hostil a la inmigración y asociado desde sus orígenes al antisemitismo y el racismo en general.