Temas Especiales

03 de Dec de 2020

Mundo

Rusos recuerdan a Nemtsov en protesta masiva contra Putin

La multitudinaria marcha en memoria del dirigente opositor ruso Boris Nemtsov arrancó en el centro de la capital rusa

Rusos recuerdan a Nemtsov en protesta masiva contra Putin
Unos 50 mil seguidores de Nemtsov participaron este sábado en una marcha en memoria del líder político.

Miles de rusos salieron este sábado a las calles para protestar al grito de ‘Rusia sin Putin' en el aniversario del asesinato del dirigente opositor Borís Nemtsov, que fue tiroteado hace un año frente al Kremlin.

‘Rusia sin Putin'. ‘Chekistas, fuera del poder'. ‘Nemtsov fue asesinado por las autoridades'. ‘No olvidamos, no perdonamos'. ‘Rusia será libre', fueron algunos de los eslóganes pronunciados por los manifestantes que marcharon por los bulevares de la capital rusa.

MARCHAS ANTIGUBERNAMENTALES

Las marchas pacíficas convocadas en memoria del político liberal en Moscú, San Petersburgo y otras ciudades de la Rusia europea y de Siberia se convirtieron en manifestaciones antigubernamentales a falta de seis meses para las elecciones parlamentarias.

La oposición extraparlamentaria volvió a acusar al presidente, Vladímir Putin, de crear el clima de odio que condujo a la muerte de Nemtsov, considerado el crimen político más sonado de la historia de este país desde la caída de la URSS hace 25 años.

‘Nemtsov fue asesinado por defender la libertad', rezaba la gran pancarta agujereada con simbólicos impactos de bala que abría la marcha, columna que era encabezada por los hijos del político liberal y por el ex primer ministro Mijaíl Kasiánov, su más estrecho aliado.

Cuando fue tiroteado, Nemtsov, viceprimer ministro (1997-1998) y delfín del primer presidente democráticamente elegido en la historia de Rusia, Borís Yeltsin, investigaba la muerte de soldados rusos en el este de Ucrania, señaló Efe.

Muchos manifestantes portaban banderas del partido de Nemtsov, PARNAS, pero también muchas tricolores rusas, en un intento de rechazar las acusaciones de que los opositores son ‘enemigos del pueblo' a sueldo de Estados Unidos.

KADÍROV

En Moscú los manifestantes no dudaron en acusar directamente del asesinato al presidente chechén, Ramzán Kadírov, un protegido de Putin que también es acusado de estar detrás de la muerte hace casi diez años de la periodista Anna Politkóvskaya.

‘El asesinato de Nemtsov fue, de hecho, un atentado terrorista. Un claro intento de amedrentar a aquellos sectores de la sociedad rusa que están en desacuerdo con la política de Putin', dijo a la prensa Iliá Yashin, político opositor y amigo personal del asesinado.

Además de un incendiario artículo en el diario Izvestia en el que Kadírov los llamó ‘traidores' a la patria, la presión y los ataques contra los activistas opositores ha aumentado en los últimos meses, hasta el punto de que algunos han tenido que abandonar el país.

‘La presión sobre la oposición va en aumento. Espero que la crisis impida a las autoridades instaurar una dictadura, que es adonde nos dirigimos', dijo a Efe Guennadi Gudkóv, político privado de su acta de diputado en 2012 supuestamente por compaginar esa labor con sus negocios.

Pese a sus récords de popularidad desde la anexión hace dos años de Crimea y la reciente intervención aérea en Siria, algunos manifestantes acusan a Putin de reprimir las libertades fundamentales en el país.

==========

MANIFESTACIÓN

En memoria de Borís Nemtsov

Muchos moscovitas acudieron al puente cerca del Kremlin, en el que fue tiroteado por la espalda Nemtsov, para depositar ramos de flores en un improvisado altar erigido por sus partidarios.

Entre ellos figuraba el embajador norteamericano, John Tefft, que calificó al opositor de ‘amigo' de EE.UU., gesto que será secundado hoy domingo por los embajadores de países de la Unión Europea.

La reacción del Kremlin y las autoridades ante el aniversario ha sido el más estricto de los silencios, aunque no en el caso de la Cámara de Diputados, que se negó a mantener el viernes un minuto de silencio en recuerdo del exparlamentario.

‘Las autoridades aún temen a Nemtsov. Los diputados tenían miedo de mantener el minuto de silencio, porque sería reconocer la culpa del Estado ruso por el asesinato de ese hombre', destacó el político Guennadi Gudkóv.

En previsión de posibles incidentes, las autoridades desplegaron a varios miles de policías y acordonaron con vallas metálicas la plaza Roja y las inmediaciones del Kremlin.