La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Mundo

Leyes pro Israel ganan fuerza en Estados Unidos

Diversos estados de EE.UU. aprueban legislaciones en contra del activismo pro palestino. Países como Reino Unido también proponen normas

Desde el 2015 hay un alza en los ataques palestinos contra ciudadanos israelíes.

Casi la mitad de los estados que comprenden a Estados Unidos (EE.UU.) han propuesto leyes en contra del movimiento Boycott, Divestment and Sanctions (BDS) y el activismo pro-palestino, según informa el diario Haaretz .

El movimiento BDS busca que Israel frene la apropiación de territorios en Cisjordania, así como la ocupación militar de estos territorios y cualquier violación a los derechos humanos de los palestinos.

Para lograr esto, la agrupación pide boicotear a las empresas que de una u otra forma apoyan la ocupación de Cisjordania y de los territorios palestinos.

Sin embargo han comenzado a surgir leyes que buscan contener este movimiento.

El año pasado, los estados de Illinois y Carolina del Sur aprobaron leyes que castigan con desinversión estatal a aquellas empresas comprometidas con el boicot a Israel. Otros once estados estarían considerando poner en marcha leyes similares.

La organización Americans for Peace Now señala que de las 52 realizadas en 2014 en contra de BDS, 19 de ellas extienden sanciones a aquellos que condenan los asentamientos israelíes en Cisjordania.

Para Lara Friedman, directora de Americans for Peace Now, estas legislaciones que están hechas para proteger a Israel en realidad están ‘legitimando' los asentamientos israelíes.

En algunos casos dichas legislaciones surgen por presión de grupos de interés favorables a Israel como el Comité de Asuntos Públicos Estados Unidos-Israel.

Medidas similares no se limitan solamente a EE.UU.. Según informa el diario The Independent , el gobierno de Reino Unido planea restringir la libertad de las instituciones que reciban fondos públicos, para evitar que se nieguen a comprar bienes y servicios de empresas que de alguna forma estén financiando los asentamientos israelíes en las zonas ocupadas.

Según un portavoz del líder laborista, Jeremy Corbyn, la acción sería un ataque a ‘la democracia'.

Pasa también en Israel. El año pasado el partido La Casa Judía, propuso una ley que planeaba prohibir la entrada de extranjeros que apoyaran el movimiento BDS, según una nota del diario The Intercept .