Temas Especiales

29 de Ene de 2023

Mundo

Felipe VI comunicó al Parlamento la necesidad de ir a elecciones

El rey confirmó a Patxi López, presidente del Congreso de Diputados, la imposibilidad de proponer un nuevo candidato a presidente del Gobierno

El rey Felipe VI de España comunicó este martes al Parlamento que, a falta de un candidato a la jefatura del gobierno, es necesario disolver las cámaras y convocar nuevas elecciones legislativas, seis meses después de las anteriores.

El monarca ‘ha comunicado al señor presidente del Congreso, Don Patxi López Álvarez, que no formula una propuesta de candidato a la presidencia del gobierno', informó la Casa Real al término de la tercera y última ronda de consultas con los líderes políticos desde las legislativas del 20 de diciembre, que dejaron un parlamento muy fragmentado.

El 20 de diciembre pasado los comicios dieron ganador al PP (centroderecha), con 123 escaños, seguido del PSOE (socialista), con 90, Podemos (izquierda antiausteridad), con 69 y Ciudadanos (liberales) 40, por delante de pequeñas formaciones nacionalistas y de izquierda.

El escenario era insólito en la actual etapa democrática española, marcada en varias legislaturas por mayorías absolutas del PSOE y del PP y ya desde la misma noche electoral numerosos analistas vaticinaron la dificultad de llegar a consensos.

‘BLOQUEO' EN EL CONGRESO

Los diputados no han podido llegar a un acuerdo

  • El PP aspiraba a gobernar con el PSOE y Ciudadanos, partidos afines.
  • El PSOE criticó la falta de valentía de Rajoy y la intransigencia de Podemos.
  • Podemos culpó al PSOE de falta de compromiso.

Los meses transcurridos han deparado varios hechos novedosos, como el hecho de que el rey Felipe haya tenido que mantener tres rondas de entrevistas con líderes políticos para proponer candidato al Gobierno, entre las que sólo lo consiguió en una.

Por primera vez un político rechazó el ofrecimiento del monarca de aspirar a encabezar el Ejecutivo: Mariano Rajoy (PP), que es presidente desde diciembre de 2011, declinó aceptar el encargo con el argumento de que no contaba con más apoyo que el de su partido.

Sánchez sí aceptó en segunda instancia y fue derrotado a principios de marzo en las dos votaciones en el Congreso, con 131 escaños a favor en un hemiciclo de 350 diputados.

La primera de esas votaciones puso en marcha el reloj político, ya que la Constitución española establece que si antes de dos meses no había nuevo Ejecutivo el Parlamento se disolverá y se convocarán nuevos comicios.

Aunque quedan seis días ya no hay margen para nuevas propuestas, como constató ayer Felipe VI después de dos días de entrevistas con los líderes políticos.

‘No existe un candidato que cuente con los apoyos necesarios' para que el Congreso de los Diputados le otorgue su confianza, subrayó la nota emitida por la Casa Real.

A partir de ahora empieza la precampaña para el 26 de junio, aunque el tono propio de ese período previo a las urnas lleva ya instalado ya desde hace semanas en la política española.

Ante el llamado formal del rey a hacer nuevas elecciones, el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha señalado este martes por la tarde que ‘por suerte para España' no se ha conformado un gobierno de izquierdas, algo que en cualquier caso, ha dicho, ‘no era previsible'.

Rajoy se refería a la falta de voluntad de los partidos de izquierdas, el PSOE y Podemos, para hacer un frente común en el Congreso.

Sin embargo, Rajoy aprovechó la ocasión suscitada ayer para volver a defender su propuesta de un gobierno de coalición de PP-PSOE y Ciudadanos, la que considera la más razonable y ‘la mejor' para España.

El presidente ha señalado también, tras su reunión con el rey, que si no fue posible esta coalición fue ‘porque el PSOE no quiso'.

Sin embargo, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez ha responsabilizado directamente al líder de Podemos, Pablo Iglesias, (y, en menor medida, a Mariano Rajoy) del ‘bloqueo' que ha vivido la política española durante estos cuatro meses de negociaciones tras las elecciones.

A su juicio, ‘los vetos nominales han podido al cambio' señalando de nuevo al líder de Podemos:

‘El señor Iglesias ha interpuesto sus sillones al cambio en nuestro país. Nunca quiso un presidente del gobierno socialista al frente de la Moncloa'.

También ha criticado a Rajoy por su falta de ‘valentía' al no haber sido capaz ni de aceptar someterse a una investidura ni dar un paso atrás para ser oposición.

En su comparecencia después de su turno de consulta con el rey, Pablo Iglesias indicó que la propuesta del PSOE no era más que ‘un insulto' por cuanto se basó en la formación de un Gobierno en solitario ‘con sólo 90 diputados' cuando las fuerzas a las que pide apoyo tenían 71.