24 de Feb de 2020

Mundo

Formar Gobierno: entre ambiciones y circo

La izquierda sigue centrada en la reducción de la desigualdad, que se multiplicó por 14 durante la crisis iniciada en 2008

Formar Gobierno: entre ambiciones y circo
Pedro Sánchez del PSOE asumió que no ha podido evitar unas nuevas elecciones.

La carrera por las legislativas en España -las primeras que se repiten desde el retorno de la democracia en 1978- arrancó este miércoles en un clima de hastío político, que podría acabar por favorecer a la derecha ante la división de la izquierda.

JOSÉ IGNACIO TORREBLANCA

  • ‘España se convirtió en el país donde la transferencia de votos (hacia nuevos partidos) es la más alta, por delante de Grecia, Italia o Portugal'
PRESIDENTE DEL CENTRO DE ESTUDIOS EUROPEOS (MADRID)

La ilusión de un cambio con que muchos votantes recibieron el resultado de los comicios del 20 de diciembre se ha convertido en hartazgo al día siguiente del anuncio de nuevas elecciones para el 26 de junio ante la imposibilidad de que ningún aspirante pudiera formar Gobierno.

Los españoles lamentaban este miércoles que los partidos no hayan sido capaces de ponerse de acuerdo para formar Gobierno y dejar sus intereses a un lado, describió AFP en un reporte.

‘Fracaso', ‘naufragio', ‘impotencia' titulan los diarios del país, todavía dirigido por el gobierno saliente del conservador Mariano Rajoy, que solo puede gestionar trámites menores, Tal como le ocurrió a Bélgica, que estuvo más de un año sin gobierno entre 2010 y 2011.

AMBICIONES PERSONALES

El diario The New York Times afirmó ayer en un editorial que tras las últimas elecciones los líderes políticos españoles no han sabido sobreponerse a sus ‘ambiciones personales' y al final la realidad ha estado cerca de ‘un circo'.

Tras décadas de alternancia entre dos partidos, dice el diario, los votantes apoyaron ‘a nuevos partidos que prometían un nuevo comienzo, un alivio de la austeridad y el fin de los escándalos y del nepotismo de la vieja guardia'.

Eso ‘debería haber llevado a esfuerzos de los líderes políticos para dejar a un lado sus ambiciones personales y rivalidades, pero al final la realidad ha estado más cerca de lo que los españoles califican desdeñosamente como un ‘circo', señaló el diario.

IZQUIERDA POLARIZADA

Las últimas elecciones permitieron la entrada al Parlamento de dos nuevos partidos, Podemos (izquierda radical) y Ciudadanos (centro-derecha), que prometieron resolver los problemas de los españoles: el desempleo, que afecta a un activo de cada cinco, o la corrupción.

Sin embargo, ni uno ni otro han sabido evitar el bloqueo y dar con un jefe de Gobierno dialogando con las ‘antiguas' formaciones políticas: el conservador Partido Popular y el socialista PSOE, que disponían respectivamente de 123 y 90 escaños, frente a los 65 diputados de Podemos y los 40 de Ciudadanos.

El líder socialista, Pedro Sánchez, que intentó una alianza con Ciudadanos temiendo convertirse en rehén de la izquierda radical, responsabilizó a Podemos del fracaso, después que este partido rechazara en dos ocasiones apoyar el pacto PSOE-Ciudadanos, por considerarlo demasiado liberal.

Para estas nuevas elecciones, la derecha ya anunció que no va a cambiar de programa, abogando por la ‘estabilidad' y la continuidad de los esfuerzos para reducir el desempleo frente a los ‘desvíos' de partidos como Podemos.

La izquierda sigue centrada en la reducción de la desigualdad, que se multiplicó por 14 durante la crisis iniciada en 2008, según la oenegé Oxfam.

==========

‘España se convirtió en el país donde la transferencia de votos (hacia nuevos partidos) es la más alta, por delante de Grecia, Italia o Portugal',

JOSÉ IGNACIO TORREBLANCA

PRESIDENTE DEL CENTRO DE ESTUDIOS EUROPEOS (MADRID)