Temas Especiales

04 de Apr de 2020

Mundo

Alemania, sacudida por repetidos ataques terroristas

Según la autopsia, el hombre de 27 años tenía ‘heridas de guerra' en las piernas y los pies,

Alemania, sacudida por repetidos ataques terroristas
Alemania ha recibido más de un millón de refugiados y solicitantes de asilo el año pasado.

La explosión registrada el domingo en la localidad de Ansbach, atribuida a un solicitante de asilo sirio, ha hecho cundir el pánico en el estado alemán de Baviera, sacudido por una sucesión de ataques en la última semana.

INVESTIGACIÓN

  • Alemania investiga a 59 refugiados por presuntas inclinaciones yihadistas
  • El portavoz del Ministerio, Tobias Plate, dejó claro que ninguno de los autores de los últimos ataques violentos registrados en Alemania se encontraba entre las personas investigadas.
  • Hay informaciones de alrededor de 400 casos de presuntos sospechosos.

De acuerdo a la agencia de noticias Amaq , vinculada al grupo Estado Islámico (EI), el joven suicida que detonó un artefacto explosivo en Ansbach (con una población de unos 40 mil habitantes), actuó a petición de la organización yihadista.

‘El autor de la operación de martirio en Ansbach es uno de los soldados del EI', señala la agencia, que añade que llevó a cabo esta operación ‘en respuesta a los llamamientos (del EI) a atacar a los países de la coalición (internacional) que lucha contra el EI' en Irak y en Siria, según informa la agencia Efe .

Por su parte, la Policía alemana ha encontrado en el móvil del joven un vídeo en el que amenazaba en árabe con atentar en Alemania en nombre del Islam y se declaraba seguidor de Abu Bakr al Bagdadi, líder del EI.

El solicitante de asilo sirio, procedente de la ciudad de Alepo, en el norte de ese país, tenía además un ordenador portátil con imágenes de violencia relacionadas con el grupo terrorista.

Asimismo, los investigadores han hallado diversos materiales susceptibles de ser utilizados para fabricar bombas en la habitación que ocupaba en un albergue de Ansbach.

Según la autopsia, el hombre de 27 años tenía ‘heridas de guerra' en las piernas y los pies, aunque todavía se está investigando si había participado en combates en Siria.

El joven llegó a Alemania hace dos años y su solicitud de asilo fue rechazada, por lo que debía ser deportado a Bulgaria, pero actualmente residía en un albergue de refugiados.

Según explicó en rueda de prensa el portavoz del Ministerio de Interior, Tobias Platte, se está investigando por qué aún no se le había expulsado del país, procedimiento del que son responsables los estados federados.

Platte explicó que los ciudadanos sirios a los que se les deniega una petición de asilo ‘en ningún caso' son expulsados en estos momentos a su país de origen, pero sí pueden ser devueltos a otros países europeos en los que fueron antes registrados.

El caso ha reactivado el debate sobre la situación de los refugiados en Alemania, país al que llegaron el año pasado cerca de 1,1 millones de solicitantes de asilo y que en el primer semestre ha recibido ya a 220 mil.