Temas Especiales

02 de Apr de 2020

Mundo

Francia sufre nuevo golpe del Estado Islámico

Una tercera religiosa, la hermana Danielle, logró huir del templo sin que los terroristas se percatasen

Francia sufre nuevo golpe del Estado Islámico
El papa Francisco se declaró muy afectado tras el atentado y pidió la ‘paz para todo el mundo'.

El terrorismo yihadista del Estado Islámico (EI) volvió a golpear Francia, doce días después de la masacre de Niza, con el asesinato de un octogenario sacerdote en una iglesia de Normandía (noroeste) en la que dos hombres habían tomado cinco rehenes.

Dos individuos armados con cuchillos irrumpieron en la iglesia de Saint Etienne du Rouvray, en la periferia de Ruán, cuando se celebraba misa y se cerraron en ella con cinco rehenes: el cura, dos monjas y dos fieles.

Una tercera religiosa, la hermana Danielle, logró huir del templo sin que los terroristas se percatasen. Los dos hombres forzaron al sacerdote, Jacques Hamel, de 84 años y auxiliar de la parroquia, a arrodillarse, y cuando este intentó defenderse ‘allí comenzó el drama', relató la monja.

Otro de los fieles presentes durante el ataque resultó herido de gravedad y se halla ‘entre la vida y la muerte', según las autoridades.

Alrededor de una hora después del inicio del secuestro, los dos autores salieron de la iglesia por razones que todavía se desconocen y fueron abatidos por disparos de la Brigada de Investigación e Intervención (BRI) de la Policía, por temor a que pudieran haber preparado explosivos.

La organización yihadista Estado Islámico (EI), a través de su agencia Amaq, reconoció a ambos como ‘soldados' a sus órdenes.

Poco después el presidente de Francia, François Hollande, aseguró que los dos autores de la toma de rehenes en Ruán, eran ‘terroristas' que pertenecían al EI.

Hollande también aseguró que ‘se hará todo por proteger las iglesias y lugares de culto' en el país.

Según las filtraciones publicadas por los medios franceses, uno de los autores del ataque estaba fichado por la policía por radicalización y llevaba un brazalete electrónico para tenerlo controlado.

Por otro lado el papa Francisco se mostró afectado por el acto de violencia en Ruán. Dijo estar ‘particularmente afectado por este acto de violencia durante una misa'.