Temas del día

29 de Feb de 2020

Mundo

Secuestran a dos trabajadores de la ONU y a cuatro congoleses en la RD Congo

El estadounidense Michael Sharp y la suiza Zaida Catalan fueron secuestrados por hombres armados todavía no identificados

Secuestran a dos trabajadores de la ONU y a cuatro congoleses en la RD Congo
Imagen ilustrativa

Dos trabajadores de la Misión de la ONU en la República Democrática del Congo (MONUSCO) fueron secuestrados junto a otros cuatro ciudadanos congoleses en el centro del país, informó hoy el Gobierno.

El estadounidense Michael Sharp y la suiza Zaida Catalan fueron secuestrados por hombres armados todavía no identificados cuando viajaban en una moto junto a cuatro habitantes locales cerca de la localidad de Ngombe, en la provincia de Kasai Central.

Según explicó el ministro de Información, Lambert Mende, las circunstancias en las que se produjo el secuestro "todavía no están claras".

Aunque no precisó cuándo se produjo el incidente, aseguró que las autoridades han abierto una investigación para localizar y liberar a los secuestrados y llevar ante la Justicia a los responsables.

Recientemente, Human Rights Watch pidió a las autoridades que investiguen "de forma imparcial" las ejecuciones supuestamente ilegales de milicianos por militares en esta región, tras la difusión en internet de un vídeo en el que efectivos de las Fuerzas Armadas congolesas tirotean a al menos 13 supuestos milicianos armados con palos y hondas.

El pasado julio, una ola de violencia a gran escala estalló en la provincia de Kasai Central y se expandió posteriormente a las vecinas Kasai y Kasai Oriental, donde murieron unas 280 personas.

La MONUSCO se creó en 1999 y para Naciones Unidas sigue siendo necesaria para contribuir a la estabilización del país, inmerso en un frágil proceso de paz tras la segunda guerra del Congo (1998-2003).

En marzo del año pasado, el Consejo de Seguridad de la ONU decidió renovar el mandato de esta misión y mantener a los casi 20.000 efectivos militares desplegados en el país hasta el próximo año, pese a la petición del Gobierno de Kinshasa de reducirla.