Temas Especiales

01 de Mar de 2021

Mundo

Arrestan a 22 sospechosos de linchar a joven por supuestas blasfemias al Islam

Sin embargo, las autoridades no han encontrado material blasfemo en la habitación, ni en las redes sociales del occiso

Arrestan a 22 sospechosos de linchar a joven por supuestas blasfemias al Islam
Pese a las denuncias, no se le hallaron evidencias de la supuesta blasfemia al Islam (foto ilustrativa)

La Policía paquistaní informó hoy de que ha arrestado a 22 sospechosos del linchamiento de un joven en una universidad del noroeste de Pakistán por supuestamente cometer blasfemia contra el islam.

"Los sospechosos han sido identificados gracias a cámaras de seguridad. Serán presentados ante un tribunal antiterrorista", dijo en rueda de prensa Salahuddin Khan Mehsud, jefe de Policía de la provincia de Khyber Pakhtunkhwa, donde ocurrió el asesinato el pasado jueves.

Mehsud indicó que los 22 arrestos se produjeron desde el día en que se cometió el linchamiento del joven Mashal Khan hasta hoy. La fuente añadió que no han encontrado material blasfemo ni en la habitación ni en las cuentas en redes sociales del fallecido, tal y como habían denunciado. "No hay indicios concretos de que Mashal cometiese blasfemia", señaló Mehsud.

Los hechos ocurrieron el jueves por la tarde en la universidad Abdul Wali Khan de la ciudad de Mardan, donde un grupo de jóvenes linchó al estudiante de periodismo Mashal gritando eslóganes con los que pedían respeto por el profeta del islam. Los atacantes sostenían que Mashal había insultado al islam y a su profeta. Otros dos estudiantes resultaron heridos por la turba.

El asesinato se produjo después de que en las últimas semanas el Gobierno paquistaní haya puesto hincapié en criticar los contenidos blasfemos en internet y amenazase con bloquear las redes sociales que no colaboren en la eliminación de ese tipo de mensajes. El primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, condenó el asesinato "sin sentido" de Mashal, dos días después de que ocurriese.

"Los perpetradores de este acto deben saber que el Estado no tolerará que sus ciudadanos se tomen la justicia por sus propias manos", afirmó el político en un comunicado. La blasfemia es una controvertida y peligrosa cuestión en Pakistán después del endurecimiento de las leyes coloniales británicas en los años 80 que establecieron penas de muerte por este delito, aunque nadie ha sido ejecutado por ello.

Sin embargo, al menos 53 personas relacionadas con casos de blasfemia, entre ellas acusados que fueron liberados por tribunales, abogados o familiares de los supuestos blasfemos, han sido asesinados por turbas.