Temas Especiales

24 de Nov de 2020

Mundo

Ley sobre matrimonio gay recuerda el pasado nazi, patriarca Kiril

El jefe de la Iglesia rusa afirmó que "la gente se ha rebelado contra dichas leyes"

Ley sobre matrimonio gay recuerda el pasado nazi, patriarca Kiril
Patriarca Kiril, Iglesia Ortodoxa rusa.

El patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa, Kiril, declaró hoy que las leyes sobre el matrimonio homosexual que se aprueban en Europa son equiparables a las normas que regían en la Alemania nazi.

"Lamentablemente, algunos países de Occidente han comenzado a aprobar leyes que contradicen la naturaleza moral del ser humano y la conciencia", dijo Kiril en Biskek, capital de Kirguizistán. Kiril se encuentra estos días de visita en el país centroasiático para asistir a la presentación de su libro "La libertad y la responsabilidad, en busca de la armonía" en idioma kirguís. Precisó que se está refiriendo a "las llamadas leyes sobre el matrimonio homosexual".

El jefe de la Iglesia rusa afirmó que "la gente se ha rebelado contra dichas leyes" al igual que repudió la legislación nazi y la del apartheid. "Cuando el ordenamiento jurídico rompe con la moralidad, deja de ser aceptable y genera protestas", remarcó.

En este sentido, Kiril evocó las "multitudinarias protestas de creyentes en Francia que fueron dispersadas por la policía" mientras "solo pretendían expresar la disconformidad con la decisión de cuatro o cinco personas en el Senado que obligaron a todo el país a vivir bajo nuevas leyes".

Lo ocurrido en el país galo, donde miles de personas han protestado en varias ocasiones contra la ley sobre el matrimonio homosexual, aprobada en 2013, es, según el jerarca de la Iglesia rusa, "un ejemplo de libertad que ignora por completo la responsabilidad moral".

Mientras, las personas realmente libres no han de separar "la libertad de la responsabilidad moral" en ninguno de los ámbitos de la vida. El patriarca ruso se mostró convencido de que se trata de "una tentación histórica" pasajera porque de lo contrario la sociedad humana sería "inviable".