La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Mundo

Catar avala diplomacia kuwaití para bajar tensiones con árabes

Gobierno aceptó la mediación de Kuwait para disminuir la crisis diplomática luego del rompimiento de las relaciones con los países del golfo

Qatar Airways, empresa símbolo de la economía catarí, cerró sus oficinas en Riad.

El Gobierno de Catar trató ayer de rebajar tensiones con los siete países encabezados por Arabia Saudí que este lunes anunciaron una ruptura de sus relaciones diplomáticas con Doha y una serie de represalias económicas contra el emirato.

El emir de Catar, Tamim bin Hamad al Zani, accedió a la oferta de mediación que le propuso su homólogo kuwaití, el jeque Sabah Ahmed al Sabah, y aceptó no hacer un pronunciamiento público hoy para evitar seguir tensando las cuerdas con los países vecinos.

El emir kuwaití viajó ayer a la ciudad de Yeda, en Arabia Saudí, para reunirse con el rey Salman bin Abdelaziz, según una nota de la agencia oficial, KUNA , que no ofreció más detalles sobre el objetivo del viaje.

Por su parte, los medios saudíes calificaron la visita de ‘fraternal', en el marco de los esfuerzos de este país, que ya intercedió en 2014, cuando Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Beréin también retiraron a sus embajadores en Doha durante varios meses.

En una llamada telefónica ayer, Al Sabah le pidió al emir catarí que ‘ejercite el autocontrol' y ‘se abstenga de dar pasos' que puedan empeorar la crisis, según KUNA .

Además de Arabia Saudí, Egipto, Baréin y EAU, Maldivas y los Ejecutivos alineados con Riad en los conflictos del Yemen y de Libia también se han sumado al órdago contra el emirato.

Los países árabes han alegado el apoyo de Catar a ‘grupos terroristas', como los Hermanos Musulmanes, el Estado Islámico y Al Qaeda, y su intromisión en los asuntos internos de esos países, con el objetivo de desestabilizarlos.

REPRESALIAS ECONÓMICAS

Además de cortar las relaciones diplomáticas, los tres vecinos del golfo Pérsico han anunciado el bloqueo aéreo y naval a los medios de transporte cataríes, además del cierre de la única frontera terrestre de este país, que linda con Arabia Saudí.

Estas medidas tendrán un impacto directo en la economía del pequeño emirato, un país rico en gas pero que depende fuertemente de las importaciones y que muchos de los alimentos que consume llegan a través de la frontera con Arabia Saudí.

Por el momento, la exportación de gas no se ha visto interrumpida, según un economista con base en Catar consultado por EFE , mientras que los aviones cataríes han dejado de volar ayer en los cielos de sus vecinos y de Egipto.

Además, Arabia Saudí y Baréin retiraron la licencia de operaciones a la aerolínea Qatar Airways y ordenaron el cierre de todas sus oficinas en ambos países en un plazo de 48 horas, a lo cual seguirá la expulsión de los trabajadores de nacionalidad catarí.

Ante las posibles repercusiones económicas si el bloqueo se extiende en el tiempo, Catar se ha mostrado abierto a solucionar la crisis lo antes posible y el ministro de Exteriores catarí, Mohamed bin Abdelrahman al Zani, aseguró que ‘no habrá ninguna medida' de represalia para no agravar la crisis ‘porque cree que tales disputas entre países hermanos debería resolverse en la mesa de diálogo'.

DIÁLOGO

Países del norte de África reaccionan con cautela

Varios países árabes del norte de África se han desvinculado por el momento de la maniobra diplomática saudí para romper con Catar y han resistido los llamamientos de Riad para cortar las relaciones con el emirato.

Túnez y Argelia han optado por la cautela y han coincido en su preocupación y en su llamamiento al diálogo para solucionar una crisis que se remonta al inicio de las ahora fallidas ‘primaveras árabes'.

En declaraciones el lunes a la prensa, el jefe de la diplomacia tunecina, Kemaies Jindahui, insistió en que su país espera ‘que está crisis pueda ser contenida y superada'.

‘El mundo árabe tiene ya muchos problemas y esperemos que los hermanos del Golfo lleguen a un consenso para poder superar sus diferencias. Túnez no desea ni la división ni la crisis', subrayó Jindahui.

Túnez también se encuentra en una difícil tesitura, ya que en los últimos años han crecido sus relaciones políticas y financieras con Qatar, país que meses atrás le ayudó a superar un grave problema económico con la concesión de un crédito multimillonario en ventajosas condiciones.

Según el gobierno tunecino, fue el propio emir qatarí, jeque Tamim bin Hamad al Thani, quien autorizó una ayuda financiera por valor de mil millones de euros para ayudarle a equilibrar su deuda.

En la misma línea, Argelia expresó instó al diálogo para resolver la crisis diplomática.