La Estrella de Panamá
Panamá,25º

22 de Oct de 2019

Mundo

Guerra al capitalismo blanco declara presidente sudafricano

El concepto "monopolio capitalismo blanco" se refiere a los grandes empresarios de raza blanca más exitosos en la economía sudafricana.

El presidente de Sudáfrica se refirió al "monopolio capitalista blanco" como "enemigo" a batir por su Gobierno en el país austral, durante un acto con los veteranos de la antigua guerrilla de su partido en el este de Johannesburgo.

"Estamos en una lucha, y nuestro enemigo estratégico es el monopolio capitalista blanco", afirmó Zuma en declaraciones recogidas hoy por medios locales.

El término "monopolio capitalista blanco" es utilizado a menudo por los partidarios del presidente dentro del oficialista Congreso Nacional Africano (CNA), y se refiere a los grandes empresarios de raza blanca más exitosos en la economía sudafricana.

En el acto de la agrupación de veteranos de la guerrilla -uno de los órganos del CNA más fieles al controvertido presidente-, Zuma insistió en la necesidad de acelerar el proceso de redistribución de la tierra para disminuir el peso de la minoría blanca de la economía y emancipar a la mayoría negra.

"Permitir a las fuerzas económicas existentes retener sus intereses económicos intactos es alimentar las raíces de la supremacía racial", añadió. Según medios sudafricanos, correos electrónicos filtrados de varias figuras implicadas en el asunto sugieren que el término "monopolio capitalista blanco" fue una creación de la empresa británica de relaciones públicas Bell Pottinger.

La compañía fue contratada por la familia Gupta -un clan de empresarios de origen indio cercano a la familia Zuma- para gestionar su imagen pública en Sudáfrica, donde los hermanos de origen indio han hecho fortuna gracias a suculentas concesiones públicas.

Según la plataforma de periodismo de investigación amaBhungane, que ha obtenido los citados correos, la supuesta campaña puesta en marcha por la empresa británica tenía como intención "salvaguardar la reputación de las familias Gupta y Zuma presentándoles como víctimas de una ofensiva racista".

Los Gupta tienen negocios con uno de los hijos del presidente, y su supuesta influencia en la administración de Zuma ha sido denunciada por vario altos cargos del CNA.

Según estos testimonios, el predicamento de los Gupta entre algunos ministros les permitió manipular en su favor concursos de contratos públicos. Las mismas fuentes aseguran que los hermanos llegaron a ofrecer puestos de ministro en nombre de Zuma a cambio de un trato favorable a sus negocios.