Temas Especiales

06 de Apr de 2020

Mundo

Informe asegura uso de armas químicas en Siria

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas afirma que en el pueblo sirio hubo ataques químicos, aunque no señala autores

Informe asegura uso de armas químicas en Siria
El régimen sirio ha sido acusado de estar detrás de los ataques en Idleb, aunque hasta el momento no se han presentado pruebas de su autoría.

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) confirmó este viernes el uso de armas químicas en el ataque del pasado 4 de abril contra la localidad siria de Jan Shijún, en el sur de la provincia de Idleb.

La OPAQ publicó ayer un informe, a partir de las pruebas recopiladas por una misión de investigación de ese organismo, que corroboró que ‘la población estuvo expuesta al gas sarín'.

La organización precisó en un comunicado que el objetivo de esa misión fue determinar si se habían usado armas químicas, pero no quién es el responsable de los supuestos ataques.

‘No es de extrañar el carácter tendencioso del informe, que hace pensar que se trata de un encargo político',

COMUNICADO

CANCILLERÍA DE RUSIA

Un equipo de la misión de investigación de la OPAQ fue desplegado a las 24 horas de la alerta sobre el ataque, aunque por motivos de seguridad ese grupo no puso visitar Jan Shijún, recordó la organización.

El rápido despliegue a un país vecino permitió al equipo, no obstante, asistir a las autopsias y recopilar muestras biomédicas de los heridos, así como entrevistar a testigos y recibir muestras del entorno ambiental.

Según la OPAQ, se utilizó una metodología rigurosa para realizar la investigación del supuesto uso de armas químicas, que tuvo en cuenta la corroboración de los testimonios de los entrevistados, documentos de investigación y otros registros, y las características de las muestras facilitadas por el gobierno sirio.

El consejo ejecutivo de la OPAQ examinará el informe, que ha sido enviado al Consejo de Seguridad de la ONU, el próximo 5 de julio.

El director general de la OPAQ, Ahmet Üzümcü, condenó con firmeza ‘la atrocidad', que ‘contradice las normas consagradas en la Convención de Armas Químicas' y subrayó que los responsables de este ‘horrible ataque' deben ser sancionados.

El mecanismo conjunto de investigación de la OPAQ y la ONU se estableció a partir de una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU en agosto de 2015 con el mandato de identificar en la mayor manera de lo posible a individuos, entidades, grupos y gobiernos que realicen, organicen o promuevan el uso de arma químicas en Siria.

REACCIÓN DE MOSCÚ

A la publicación del informe, que no determina responsables sobre el ataque, el Gobierno ruso solicitó ayer que la OPAQ debe enviar una misión a la base aérea siria de Al Shayrat, atacada por Estados Unidos tras ser señalada como punto de origen de los aviones que habrían bombardeado con gas sarín.

‘Confiamos en que los expertos (de la OPAQ) visiten tanto el lugar del ataque como la base siria de Al Shayrat, tantas veces relacionada sin pruebas con ese ataque químico y que sigue quitándole el sueño a Washington', señala un comunicado difundido por el Ministerio de Exteriores ruso.

La Casa Blanca ha advertido esta semana de que el régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, prepara otro ataque con armas químicas en esa misma base aérea, bombardeada en abril con medio centenar de misiles Tomahawk por orden del presidente estadounidense, Donald Trump.

La cancillería rusa también criticó el contenido del informe publicado ayer por la OPAQ, al señalar que sus conclusiones se basan en ‘testimonios de la oposición y de la dudosa ONG de los 'Cascos Blancos', recogidos además no el lugar de los hechos, sino en un país vecino' que no se menciona.

‘No es de extrañar el carácter tendencioso del informe, que hace pensar que se trata de un encargo político. Quisiéramos que nuestros colegas demuestren profesionalidad e imparcialidad política para revelar a los auténticos culpables de ese crimen', subraya el comunicado de Exteriores.