Temas Especiales

24 de Nov de 2020

Mundo

Volker Türk advierte que amenazas a refugiados se dan a gran escala

Las declaraciones se dieron en la reunión anual del Comité Ejecutivo de la Agencia de la ONU para los Refugiados

Volker Türk advierte que amenazas a refugiados se dan a gran escala
La creciente tendencia del uso de medidas disuasorias por parte de los gobiernos es otra gran preocupación.

Las violaciones al derecho internacional de los refugiados, tales como los ataques por parte de efectivos y las familias que son obligadas a cruzar de vuelta las fronteras, ponen en peligro la seguridad de las personas que huyen para salvar sus vidas en el 2017, dijo hoy el Alto Comisionado Auxiliar para la Protección.

En un discurso clave en la reunión anual del Comité Ejecutivo de la Agencia de la ONU para los Refugiados, el Alto Comisionado Auxiliar para la Protección, Volker Türk, experto en temas de protección internacional, dijo que tales violaciones se dan “a gran escala y que ocurren en todo el mundo”.

“En particular, estas violaciones han incluido los asesinatos de refugiados por parte de grupos militares”, dijo él, añadiendo que hay un creciente nivel de incidentes serios de refoulement, que es la devolución forzada de refugiados.

“Las familias aterrorizadas han sido deportadas en mitad de la noche, a menudo con la connivencia de los agentes de seguridad de sus países de origen”, dijo a una audiencia de representantes de 151 países que conforman el Comité Ejecutivo.

Algunas de las personas que están en el poder desatienden la tradición de que el asilo es un acto humanitario y no político, dijo él. Algunos políticos han dejado de lado la humanidad por las ganancias políticas a corto plazo, discutiendo que ellos actúan en defensa de la libertad, la seguridad y el bien de sus ciudadanos.

“Esto resulta peligroso, no solo para los muchos refugiados cuyas vidas se ven afectadas como resultado, sino también para los ciudadanos por los cuales los gobiernos dicen actuar”.

La creciente tendencia del uso de medidas disuasorias por parte de los gobiernos es otra gran preocupación, ya que en algunos casos se han convertido en “políticas deliberadas de tratamiento cruel, inhumano y degradante en contra de las personas que huyen de circunstancias similares en primer lugar”.

“No hay justificación para tener a las familias separadas, o para mantener a las personas refugiadas en el limbo, o en sitios de detención sub estándares en territorios extraterritoriales, o confinadas en áreas fronterizas”.