Temas Especiales

20 de Oct de 2020

Mundo

Consejo de Seguridad pasa de puntillas sobre la intervención turca en Siria

Los quince países se reunieron a puerta cerrada para incluir este tema en su agenda regular después de que París solicitase una reunión

El Consejo de Seguridad de la ONU analizó hoy a petición de Francia los últimos acontecimientos en Siria, pero pasó de puntillas sobre la ofensiva militar de Turquía contra el enclave kurdosirio de Afrín.

Los quince países se reunieron a puerta cerrada para incluir este tema en su agenda regular después de que París solicitase una reunión urgente y mientras el Ejército turco continuaba hoy sus ataques en la tercera jornada de la llamada "Operación Ramo de Olivo".

Sin embargo, Francia -al menos en público- prefirió centrar la atención en la situación que se vive en Idleb y Guta Oriental, dos zonas controladas por la oposición siria y atacadas por las fuerzas del régimen.

"Cuando mencionamos la tragedia humanitaria y los riesgos de una reacción en cadena, creo que hay que poner en lo más alto la situación en Guta Oriental e Idleb", dijo a los periodistas al término de la reunión el embajador francés, François Delattre.

Delattre insistió en que el deterioro en esas zonas "es inaceptable" y responsabilizó de ello en exclusiva al Gobierno de Bachar al Asad. Según el embajador francés, la ONU confirma que en ambos casos se vive una "catástrofe humanitaria", entre otras cosas debido a que en lo que va de año no ha llegado a esas zonas ningún convoy humanitario transfronterizo.

Delattre recalcó que todos los miembros del Consejo coinciden en la importancia de una negociación para poner fin al conflicto sirio, pero opinó que sin "crear condiciones" sobre el terreno, sin una "estabilización", ese proceso es "ilusorio".

El diplomático sólo se refirió a la ofensiva turca al ser preguntado insistentemente por los periodistas y, en general, se limitó a reiterar los mensajes ya expresados por el ministro de Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian.

Delattre dijo que Francia sigue de cerca la situación y pide "moderación" a las autoridades turcas.

Esa postura, aseguró, fue "ampliamente compartida" por otros miembros del Consejo de Seguridad durante la reunión. "Creo que Afrin es parte de la ecuación en Siria. Creo que hay otros muchos elementos urgentes", apuntó.

Kazajistán, que este mes ocupa la presidencia rotatoria del órgano, evitó hacer comentarios sobre la ofensiva turca, dado que los miembros del Consejo de Seguridad no consensuaron lenguaje al respecto.

Sí reiteró, mientras, los llamamientos del Consejo a respetar en toda Siria la ley humanitaria y a permitir el suministro de ayuda a la población.

Desde el sábado, Afrín, una región del noroeste de la provincia siria de Alepo y controlada por la principal milicia kurdosiria, es blanco de una campaña militar de las fuerzas armadas turcas que están respaldadas por grupos armados de la oposición siria.

La operación de Ankara tiene como objetivo expulsar de la zona a esa milicia, las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), a la que considera una organización terrorista por sus vínculos con el Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK).