25 de Sep de 2021

Mundo

EE.UU. confirma que varios estadounidenses murieron en ataque a hotel de Kabul

Gran parte de los extranjeros fallecidos en el ataque talibán perpetrado el fin de semana eran trabajadores de la aerolínea afgana Kam Air

EE.UU. confirma que varios estadounidenses murieron en ataque a hotel de Kabul 
Periodistas permanecen a la entrada del hotel Intercontinental de Kabul, donde ocurrió el atentado terrorista.

Varios estadounidenses están entre los muertos y heridos por el ataque talibán perpetrado el fin de semana en el hotel Intercontinental de Kabul, que dejó una veintena de víctimas mortales, informó hoy el Departamento de Estado.

Un portavoz del Gobierno señaló a Efe que hay ciudadanos estadounidenses entre los muertos y heridos, aunque no precisó el número exacto.

Preguntada al respecto, la portavoz de Exteriores, Heather Nauert, indicó que el Gobierno cree saber el número exacto de heridos estadounidenses, pero no puede decir nada más que "son múltiples", porque aún se está notificando a los familiares de las víctimas.

"La protección de los ciudadanos estadounidenses es nuestra gran prioridad. Hemos estado proporcionando asistencia y notificando a los familiares tras el ataque", señaló Nauert en su rueda de prensa diaria.

"Estados Unidos está con el Gobierno y el pueblo de Afganistán, y sigue firmemente comprometido en apoyar los esfuerzos afganos para conseguir la paz, seguridad y prosperidad para su país", agregó.

Gran parte de los extranjeros fallecidos en el ataque eran trabajadores de la aerolínea afgana Kam Air, entre ellos ocho ucranianos y dos venezolanos, según las autoridades afganas.

Los talibanes se han responsabilizado del ataque mediante un comunicado de su portavoz Zabihullah Mujahid, quien precisó que sus combatientes identificaron "cuidadosamente" a sus víctimas y mataron a ciudadanos de los países "invasores" y miembros del Gobierno afgano.

En la noche del pasado sábado, un suicida se inmoló a la entrada del hotel Intercontinental, lo que permitió el paso de cinco insurgentes que entraron con armas y chalecos explosivos.

El asalto resultó en doce horas de enfrentamientos entre los talibanes y las fuerzas de seguridad, que lograron rescatar a 151 empleados y huéspedes del hotel, 40 de ellos extranjeros.

El hotel, frecuentado por extranjeros y afganos adinerados y que a menudo acoge fiestas privadas y actos oficiales como ruedas de prensa, seminarios y conferencias, ya fue objeto de un atentado similar de los talibanes en junio de 2011.

Desde el final de la misión de combate de la OTAN, en enero de 2015, el Gobierno de Kabul ha ido perdiendo terreno ante los insurgentes hasta controlar apenas un 57 % del país, según el inspector especial general para la Reconstrucción de Afganistán (SIGAR) del Congreso de Estados Unidos.