La Estrella de Panamá
Panamá,25º

17 de Oct de 2019

Mundo

Turquía afirma que está en contacto con "actores relevantes" sobre Afrín

Ankara mantiene desde el 20 de enero una operación militar en Afrín contra milicias kurdo sirias, una región situada al norte de Siria

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan.

La operación militar que lleva a cabo Turquía en la región siria de Afrín contra las milicias kurdosirias del YPG se ha hecho "para preservar la seguridad nacional turca" y "en contacto con todos los actores relevantes en la región", afirmó hoy el embajador turco en España, Ömer Önhon.

"No doy nombres, pero obviamente Turquía ha estado y sigue en contacto" con dichos "actores", dijo Önhon en entrevista con Efe, en lo que podría ser una alusión a las recientes informaciones en el sentido de que Ankara informó de sus planes en Afrín a algunos de los protagonistas del conflicto sirio, como Irán o Rusia.

Öhmon recalcó que la operación, que comenzó el pasado 20 de enero, "no va contra la integridad territorial de Siria, sino contra organizaciones terroristas que operan en este país", en referencia a las Unidades de Protección Popular (YPG).

Esta milicia kurda es acusada por Ankara de ser la rama siria del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), al cual considera un grupo terrorista.

En Afrín, afirmó el embajador, "las YPG están usando a los civiles como escudos humanos; exactamente igual a lo que hace el Daesh", el acrónimo en árabe para referirse al grupo yihadista Estado Islámico.

Ambos grupos -señaló- "usan la misma metodología y las mismas tácticas en lo relativo al empleo de los civiles" en acciones armadas, al tiempo que subrayó que el objetivo de las Fuerzas Armadas turcas es "no causar daños" a la población civil y "se están tomando todas las precauciones" al respecto. "Hemos hablado con todas las partes relevantes" en Siria.

"Todos sabían de nuestra intención y todos entienden que esta es muy clara", pues la operación en Afrín se ha llevado a cabo "para impedir una amenaza muy grave contra nuestra seguridad nacional", insistió el embajador.

"El artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas se refiere al principio de la autodefensa de un estado miembro en caso de ataque armado y eso es lo que hemos puesto en práctica", recalcó.

Con respecto a los llamamientos a la contención sugeridos por la OTAN a Turquía en la intervención, el embajador dijo que esta operación "no es de la OTAN", si bien indicó que, como estado miembro, ha informado a sus aliados en la organización.

"La OTAN no está implicada en la operación en Afrín, sino que entiende que esta es una actuación de orden interno de Turquía", subrayó.

Con respecto a las detenciones en Turquía de personas que criticaron en las redes sociales la operación en Afrín, Önhon hizo una diferenciación entre el derecho a expresar una opinión libremente y la comisión de actos de propaganda terrorista, lo que es un delito.

"Expresar una opinión es un derecho democrático. Turquía es una democracia y no hay ningún problema en ese sentido. Sin embargo, si en las redes sociales se hace propaganda de organizaciones terroristas, se está cometiendo un delito de apoyo o apología del terrorismo", indicó.

"En Turquía hubo gente que estaba apoyando abiertamente al PKK, lo que no es aceptable porque ese grupo es una organización terrorista. Se estaba incitando a la violencia. Yo mismo he visto en Facebook o en Twitter cómo se estaba haciendo esa incitación a la violencia", afirmó.

Con respecto al futuro de Siria, en el cual Turquía tiene un papel muy destacado como potencia regional, el embajador expresó su deseo de que termine pronto la guerra, "se respete la integridad territorial" del país árabe y se encuentre "una solución aceptable".

Esa solución, a juicio de Ankara, pasa por lo desarrollado en las conversaciones de Ginebra, que prevén un proceso de transición.

"Hemos hablado con Rusia e Irán y hemos participado en las conversaciones celebradas en la ciudad rusa de Sochi, pero la solución para Siria debe encontrarse en el marco de lo desarrollado en Ginebra", insistió.