La Estrella de Panamá
Panamá,25º

16 de Oct de 2019

Mundo

Presidente de Sudáfrica acepta dimitir del cargo

Zuma hizo especial hincapié en que no entiende la rapidez del proceso, precipitado después de que el vicepresidente del Gobierno

El presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, aseguró que no le han dado un motivo concreto para dimitir.

El presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, anunció que renuncia como presidente del país en cumplimiento de las órdenes de su propio partido, que le había dado un ultimátum para renunciar.

Pese que inicialmente se había mostrado en ‘desacuerdo', el líder sudafricano comunicó su decisión final en un discurso en televisión poco antes de que finalizara el plazo que le había dado su formación.

INVESTIGACIÓN

Jacob Zuma es acusado de unos 800 cargos por corrupción

El presidente sudafricano es investigado por favorecer a una familia de empresarios vinculados a concesiones públicas millonarias.

En 2016 tuvo que devolver medio millón de euros de fondos públicos que se gastó de forma ilegal en la reforma de su residencia.

Antes de este anuncio, Zuma había dicho en una entrevista ante el canal público SABC , que ‘no' dimitiría, al ser consultado sobre si planeaba ceder ante las exigencias del Congreso Nacional Africano (CNA) y pese a la amenaza de someterle a moción de censura en el Parlamento.

‘Lo veo muy injusto, muy injusto para mí', aseguró el mandatario y agregó que las acciones en su contra se han ‘hecho en una manera en la que estoy siendo victimizado', reporta la agencia Efe .

En la entrevista expuso su punto de vista sobre la actual crisis política y las negociaciones secretas que se estuvieron llevando a cabo en el seno del partido en las últimas semanas.

Zuma hizo especial hincapié en que no entiende la rapidez del proceso, precipitado después de que el vicepresidente del Gobierno, Cyril Ramaphosa, asumiera el liderazgo del partido el pasado diciembre, en una votación muy ajustada.

A su entender, el papel de Ramaphosa debería haber sido prepararse para las elecciones de 2019, año en el que él concluiría su segundo y último mandato permitido, Cuando fuese electo se daría el traspaso de poderes y no antes. ‘Esto se ha hecho siempre y nunca ha habido problema', argumentó.

El presidente sudafricano se encuentra actualmente implicado en numerosas acusaciones, incluidos casi 800 cargos por corrupción relativos a contratos de armas o las investigaciones por haber usado el Estado para favorecer a una familia de empresarios afines -los Gupta-, con concesiones públicas millonarias.

Otro caso sonado es aquel que en 2016 le obligó a devolver medio millón de euros de fondos públicos que se gastó de forma ilegal en la reforma de su residencia privada.