La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

Mundo

Suicida asesina a 9 periodistas en Afganistán

La última ola de atentados bomba en Kabul terminó, ayer, con la muerte de 25 civiles —entre ellos, nueve periodistas— y al menos unas 49 personas heridas

Estos son los más sangrientos ataques contra la prensa en el país desde el 2001.

Con un doble atentado suicida, el grupo terrorista Estado Islámico (EI) acabó ayer con la vida de 25 personas, incluidos nueve periodistas de medios locales e internacionales.

De acuerdo con un reporte de la agencia Efe , el primer suicida se inmoló en Shashdarak, un área céntrica de Kabul, causando cuatro muertos.

En esta zona tienen su sede la principal agencia de inteligencia afgana, el Directorio Nacional de Seguridad (NDS, en inglés), la OTAN y varias ONG internacionales.

Los periodistas se dirigieron a este lugar sin saber que un segundo suicida que portaba una cámara con la que aparentaba ser un informador les esperaba para ejecutar la masacre, de acuerdo con el portavoz de la Policía de Kabul, Hashmat Stanekzai.

Entre los comunicadores que perdieron la vida, se encuentran Khair Muhammad, periodista de la cadena afgana Tolo News ; y Ebadullah Hananzai, Muharam Durrnai y Sabawoon Kakar, otros tres de la emisora Azadi Radio .

La cadena de televisión 1TV informó, por su parte, que un camarógrafo, Nawroz Rajabi, y el reportero Ghazi Rasouli fallecieron en el ataque, mientras que Mashal TV confirmó la muerte de sus trabajadores Salim Talash y Ali Salimi.

La agencia francesa AFP confirmó vía Twitter que uno de sus fotógrafos, Shah Marai, también falleció en el incidente.

La acción fue reivindicada por el EI en un comunicado oficial difundido en canales de la red social Telegram , afines a los extremistas.

A la cifra de muertos en Kabul se sumó, además, el asesinato en la provincia oriental de Khost de un periodista de la BBC , Ahmad Shah, al ser tiroteado por desconocidos.

El presidente afgano, Ashraf Gani, reaccionó en un comunicado en el que señaló que ‘la libertad de expresión es uno de los logros importantes del pueblo y el Gobierno de Afganistán. Salvaguardaremos la libertad de expresión con todo nuestro poder y capacidad', indicó.

Por su parte, la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) reiteró este lunes su demanda al secretario general de la Naciones Unidas, António Guterres, para que nombre un representante especial para los periodistas.

‘Es más urgente que nunca que la Naciones Unidas envíe una señal fuerte a la comunidad internacional y a los protagonistas locales', indicó el secretario general de RSF, Christophe Deloire, en un comunicado.

Desde ese año, la organización defensora de la libertad de informar ha registrado el asesinato de 34 periodistas y colaboradores de medios de comunicación en ese país, atribuidos al Estado Islámico y a los talibanes, dos grupos que figuran en su lista de depredadores de la libertad de prensa.

‘La libertad de expresión es uno de los logros importantes del pueblo y el Gobierno de Afganistán. Salvaguardaremos la libertad de expresión con todo nuestro poder y capacidad',

CHRISTOPHE DELOIRE

SECRETARIO GENERAL DE REPORTEROS SIN FRONTERAS

Panamá condena doble atentado en Kabul

El Gobierno panameño condenó ayer ‘enérgicamente' el atentado perpetrado en Afganistán y en el que murieron al menos 25 personas, y reafirmó su compromiso con la lucha global contra el terrorismo.

‘Panamá, como país promotor de la paz, rechaza este y todo acto de violencia y hace un llamado al más estricto respeto de los derechos humanos, la paz y la seguridad internacional, reiterando su compromiso de seguir apoyando esfuerzos globales en la lucha contra el terrorismo', indicó el Ministerio de Relaciones Exteriores en un escueto comunicado.

La Cancillería panameña expresó además su solidaridad con el pueblo y Gobierno afganos.

Panamá se convirtió en 2015 en el único país de Latinoamérica en formar parte de la coalición internacional contra el terrorismo yihadista del Estado Islámico (ISIS, en inglés), que lidera Estados Unidos.

El Gobierno fue duramente criticado por tomar esta decisión y acusado por ciertos sectores de la opinión pública de poner en peligro la seguridad nacional y de actuar siguiendo las órdenes de Estados Unidos.

El Gobierno ha reiterado desde entonces que su apoyo a la coalición internacional se centra exclusivamente en evitar que el terrorismo use el sistema bancario panameño para financiarse y que el país no va a intervenir en ninguna acción armada puesto que carece de fuerzas militares.