La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Mundo

Populistas y derechistas de Italia desean salida de UE y cancelación de deuda

Los dos partidos, el Movimiento Cinco Estrellas y la Liga del Norte, fueron los que más votos obtuvieron en la última elección general de Italia

El jefe de la Liga, Matteo Salvini.

El populista Movimiento Cinco Estrellas y el derechista partido de la Liga del Norte están trabajando en un programa de gobierno conjunto que incluye una posible salida de la eurozona y solicitar al Banco Central Europeo (BCE) la cancelación de miles de millones de euros en deuda pública italiana, informó hoy el Huffington Post que publicó el borrador del documento de 39 páginas en su sitio en la red.

Los dos partidos fueron los que más votos obtuvieron en la última elección general de Italia y llevan cerca de una semana entablando conversaciones sobre la formación del gobierno.

"La gobernanza económica europea, basada en el dominio del mercado y en reglas estrictas infundadas e imposibles de sostener desde el punto de vista económico y social, debe ser radicalmente modificada", señala en la página 35 el programa o "contrato", como lo llaman las dos partes.

"Al mismo tiempo debemos introducir procedimientos específicos que permitan a los Estados miembros apartarse de la unión monetaria y recuperar así la soberanía monetaria", continúa.

En la página 38, el documento señala que para al final de su programa de compra de bonos de flexibilización cuantitativa, el BCE "tendrá cerca de 250.000 millones de euros (297.000 millones de dólares) en BTP (bonos italianos a 10 años).

Cancelarlos reducirá la deuda pública en cerca de 10 puntos porcentuales. La deuda pública italiana superó en marzo los 2,302 billones de euros, con lo que rompe el récord de 2,3 billones de julio de 2017, informó hoy el Banco de Italia.

Con anterioridad, el jefe de la Liga, Matteo Salvini, criticó a la Unión Europea (UE) después de que importantes funcionarios europeos dijeron que el nuevo gobierno de Italia debe seguir reduciendo su deuda, respetar las reglas de la UE y apegarse a la política de inmigración de puertas abiertas.

El vicepresidente de la Comisión Europea, Jyrki Katainen, advirtió con anterioridad que las reglas fiscales de la UE "se aplican a todos los Estados miembros" y que la comisión "no hará excepciones con nadie".

El comisionado de Migración de la UE, Dimitris Avramopoulos, dijo que se espera que el nuevo gobierno italiano no modifique su política de inmigración, informó la agencia noticiosa italiana ANSA.