La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Mundo

Una nueva ola de protestas golpea a la capital francesa

Las cifras de detenidos superaron las de los sábados anteriores, aunque esta vez no se produjeron incidentes graves.

El Gobierno desplegó a 89,000 efectivos de la policía de Francia para contener las protestas.

Más de 1,000 personas fueron detenidas por la policía francesa en París a raíz de la cuarta jornada de protestas de los ‘chalecos amarillos' en París y otras regiones del país galo, quienes pieden la renuncia del presidente Emmanuel Macron.

Las cifras de detenidos superaron las de los sábados anteriores, aunque esta vez no se produjeron incidentes graves. En París, el epicentro de las protestas fueron los Campos Elíseos, donde miles de manifestantes coreabana ‘¡Macron dimisión!'.

Producto de la tensión que vive la capital francesa, la mayoría de sus museos y monumentos han cerrado, desde la Torre Eiffel a la catedral de Notre Dame.

A su vez, el ayuntamiento de la capital francesa retiró más de 2,000 elementos de mobiliario urbano.

Esta vez, a la manifestación de los chalecos amarillos -como se autodenominan los que piden la renuncia de Macron- también se han unido estudiantes que protestan contra el aumento de las tasas académicas.

Para hacer frente a este despliegue, la policía francesa ha lanzado a la calle a 89,000 agentes. Por su parte, la cifra ofical de manifestantes en todo el país era de 31,000 (otras fuentes apuntan a más de 120,000). Solo en París, según indicó el ministerio de Interior, marcharon unas 8,000 personas.

Además de los más de 700 detenidos, la agencia Efe informa que los enfrentamietos han dejado unos 30 heridos, de los que se precisó que tres son agentes de la policía francesa.

GRUPOS DIVERSOS

Desde la extrema derecha a la extrema izquierda, los ‘chalecos amarillos' no poseen una ideología definida, siendo lo único que les une su rechazo frontal a las políticas de Macron.

Afirman que el gobierno está ‘desconectado' de un ‘peblo' que no hace más que ver como se degrada su calidad de vida.

‘Estamos aquí para que nos oigan, la violencia no va a resolver nada, pero las autoridades tienen que comprender que estamos hartos', indicaba Angélique, una joven desempleada.

‘Claro que no es una buena idea venir aquí hoy, porque ayuda a los alborotadores. Pero quedarse en casa ayuda a Macron', indicaba un vecino de la periferia de París, según reporta el diario español El País .

Trump culpa al cambio climático

El presidente de Estados Unidos (EE.UU.), Donald Trump, insistió en atribuir las protestas de los ‘chalecos amarillos' en Francia a la supuesta impopularidad del Acuerdo de París contra el cambio climático, y criticó de nuevo la idea de un ‘Ejército europeo' planteada por su homólogo francés, Emmanuel Macron.

‘El Acuerdo de París no está funcionando demasiado bien para París. Hay protestas y disturbios en toda Francia. La gente no quiere pagar sumas enormes de dinero, en muchos casos a países del tercer mundo (que están dirigidos de forma cuestionable), para quizá proteger el medioambiente', escribió en Twitter.

Una de las medidas de Macron era el aumento del precio del combustible, supuestamente para combatir el cambio climático.

Sin embargo esta decisión causó el enojo de muchos ciudadanos, que consideran que esto encarecerá la vida y acusan al Gobierno de favorecer a los ricos al descartar un impuesto sobre el patrimonio. Ante la presión Macron decidió congelar los precios.