La Estrella de Panamá
Panamá,25º

13 de Oct de 2019

Mundo

Reino Unido cierra el año más cerca del ‘brexit' sin acuerdo

Las profundas divisiones en el Gobierno británico, la posible negativa del Parlamento al plan de Theresa May y el cierre a futuras negociaciones por parte de Bruselas complican aún más el panorama ante la inminente ruptura con el continente

Como uno de los años más convulsionados en la historia reciente del Reino Unido, el 2018 termina sin perspectivas claras sobre el futuro del ‘brexit'. Aún peor, apuntala la posibilidad de una salida caótica de la Unión Europea (UE), sin acuerdo a la vista. Un panorama que parece colocar cada vez más cerca del abismo al Gobierno de la primera ministra británica, Theresa May.

Con un Gabinete fraccionado, entre los partidarios de un divorcio ‘suave' con Bruselas y el frente crítico, que no considera otra opción que no sea una salida ‘dura' del bloque comunitario.

‘BREXIT' SIN ACUERDO

El Reino Unido y la Unión Europea tiene hasta el 29 de marzo para alcanzar un pacto.

De no haber acuerdo, entrarían en efecto las medidas de contigencia, tanto del bloque comunitario como de Londres.

Desde Bruselas, los disposiciones temporales de un ‘brexit' sin acuerdo durarán como máximo hasta el 2020.

Dos visiones contrapuestas, que llevaron a una moción de censura lanzada el pasado 13 de diciembre desde el propio colectivo de la primera ministra, el Partido Conservador, impulsado principalmente por los ‘brexiteers', como son conocidos los defensores conservadores de la ruptura abrupta con la UE.

Aunque May sobrevivió al pulso con los euroescépticos -200 votos a 117- una importante victoria simbólica y un respiro a su Gobierno, esto augura mejores tiempos para May.

Los opositores a la propuesta de May rechazan los términos en los que queda el Reino Unido dentro de la unión aduanera de la UE, una relación temporal mientras se abre un nuevo periodo de negociaciones que podrían llegar hasta el 2020.

Igualmente, cuestionan las condiciones en las que quedaría una eventual frontera entre la provincia de Irlanda del Norte y la República de Irlanda, un zona que no mantiene puestos fronterizos desde los acuerdos del Viernes Santo en 1998, que terminaron con más 30 años de conflictos entre norirlandeses unionistas (protestantes y partidarios de formar parte del Reino Unido) y republicanos (católicos, defensores de la integración a Irlanda).

La preocupación sobre el futuro de una vuelta a la viejas fronteras en esa región es compartida por casi todo el espectro político del país. El establecimiento de dichos límites implicaría un incumplimiento de facto de un punto clave del proceso de paz surgido de los acuerdos de Viernes Santo, lo que incrementa los temores de rebrotes del conflicto norirlandés.

¿CAÍDA DE MAY?

El dominio de May frente a la rebelión interna en el Partido Conservador, puso un coto temporal frente a las pretensiones del Partido Laborista, que ya se preparan para un posible escenario de elecciones anticipadas para 2019.

Este panorama se hizo más probable, luego de que la líder conservadora se viera obligada a posponer la votación en el Parlamento sobre su plan del ‘brexit', para así evitar una derrota casi segura con votos laboristas y ‘torys', además de buscar tiempo para poder mejorar la condiciones acordadas con la Unión Europea.

May tendrá que superar la votación en la Cámara de los Comunes en la nueva fecha propuesta por ella misma, en la semana del 14 de enero, de no hacerlo, esto propiciara el fin de su mandato.

Al mismo tiempo, crecen las presiones para que el líder del laborismo, Jeremy Corbyn, impulse una moción de censura contra May. De ser aprobada, se convocarían elecciones generales que podrían llevar al líder laborista al número 10 de Downing Street .

No obstante, esto no implicaría retroceder lo andado por May. Corbyn ya anunció en noviembre pasado que un segundo referéndum sobre el ‘brexit' -algo solicitado por algunos sectores pro-UE en su partido-, no es una opción.

Corbyn, que ha dicho que solo respaldaría la propuesta de May, si esta respetaba el derecho de los trabajadores británicos, adelantó que buscará nuevos términos ante la UE.

Según declaraciones dadas la semana pasada al diario The Guardian , Corbyn aseguró estar dispuesto a continuar las negociaciones para abandondar la Unión Europea de ser electo primer ministro.

‘Tendría que volver y negociar y ver cuáles son los tiempos', afirmó el líder laborista.

BREXIT SIN ACUERDO

Desde Bruselas, hasta ahora el mensaje es claro: no habrán contemplaciones para Londres ni tampoco espacio para un nuevo acuerdo.

‘No renegociaremos el acuerdo, ni siquiera la salvaguarda (para Irlanda), pero estamos listos para discutir cómo facilitar al Reino Unido su ratificación', aseveró hace dos semanas el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en su cuenta de Twitter .

Ante tanta incertidumbre dentro y fuera del Reino Unido, este mes, por primera vez, la UE tomó medidas concretas para un ‘brexit' no pactado, aprobando en la Comisión Europea los conocidos ‘planes de contingencia', medidas de urgencia para aminorar el impacto de la ruptura, que tiene como fecha el 29 de marzo.

Entre las disposiciones de la UE, todas presentadas de manera transitoria hasta alcanzar nuevos acuerdos, se encuentran: las regulaciones del sector aéreo y los derechos de los ciudadanos británicos en la zona euro.

También, en cuanto al transporte terrestre, la movilidad de mercancía quedará restringida con excepciones por tan solo nueve meses a partir de marzo.

En el sector financiero, los 27 de la UE pactaron una tregua de una año, habilitando de manera limitada los servicios financieros entre los países del bloque y Londres.

De la misma forma, el Gobierno británico, ya ha anunciado que dará prioridad a los preparativos para abandonar la UE sin acuerdo alguno.