La Estrella de Panamá
Panamá,25º

22 de Oct de 2019

Mundo

Protestas contra ocupación israelí dejan tres muertos

Unas 40,000 personas volvieron a concentrarse en la Franja de Gaza a una año de la Marcha del Retorno, registrándose la muerte de tres manifestantes palestinos en choques con las fuerzas israelíes

El Gobierno de Tel Aviv asegura que la mayor parte de su respuesta es ‘no letal'.

Miles de palestinos volvieron a protestar este sábado en la Franja de Gaza en contra de la ocupación de Israel y conmemorando el primer aniversario de la Gran Marcha del Retorno, con un saldo de tres palestinos muertos y más de setenta heridos.

Según reportes de la agencia Efe , al menos unas 40,000 personas se congregaron en la valla que separa a la Franja de la zona controlada por los israelíes y donde se registró el primer fallecido.

Estas muertes se suman a los cerca de 200 palestinos asesinados durante estas marchas, y más de 70 —además de dos israelíes— los que han perdido la vida en otros incidentes violentos y enfrentamientos, según cifras de la agencia humanitaria de la ONU en los territorios ocupados, OCHA, desde que comenzara hace un año esta movilización con protestas semanales.

El Ministerio de Sanidad de Gaza informó de 64 heridos por disparos del Ejército israelí, un número menor a la media que se suele producir semanalmente y que ha dejado más de 6,000 palestinos lesionados por munición real desde hace un año.

Además, un total de más de 300 fueron atendidos por servicios médicos, la mayoría por asfixia por los gases.

Decenas de personas con chalecos naranjas se colocaron en distintos puntos de Gaza para pedir a la gente que no se aproximara a la valla y era visible un alto número de agentes policiales en las zonas de mayor concentración.

La llamada Gran Marcha del Retorno pide el fin del bloqueo israelí y la vuelta de los refugiados palestinos a los hogares que abandonaron o de los que tuvieron que huir en 1948, y coincide con el Día de la Tierra, que conmemora la muerte de seis civiles en una protesta de 1976 por la confiscación por parte de Israel de tierras de propiedad palestina en Galilea.

El pasado 28 de febrero, la comisión de la Naciones Unidas que investigó los ataques de Israel a las Marchas del Retorno desde marzo del año pasado declaró que en dichos incidentes, habrían indicios de haberse cometido ‘crímenes de guerra'.

‘Israel debe calibrar su uso de la fuerza, y Hamás debe asegurarse de que las protestas se mantengan pacífica',

NICKOLAY MLADENOV

ENVIADO ESPECIAL DE LA ONU PARA EL MEDIO ORIENTE