La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

Mundo

España tiene una deuda histórica con los exiliados republicanos, dice Ministra de Justicia

El Senado de Chile entregó en el acto de este lunes un reconocimiento especial a otros dos exiliados republicanos del Winnipeg

La ministra de Justicia de España, Dolores Delgado (c), habla durante su participación en la conmemoración del 80 aniversario de la llegada del barco "Winnipeg" a Valparaíso con 2.200 republicanos tras la Guerra Civil, este lunes en la sede del Congreso Nacional de Chile, en Santiago de Chile.

La ministra española de Justicia, Dolores Delgado, afirmó este lunes en Chile que España tiene una "deuda histórica" con los exiliados republicanos que dejaron el país tras la Guerra Civil (1936-1939).

Delgado participó en un acto organizado por el Senado chileno para conmemorar el 80 aniversario de la llegada del barco Winnipeg a Valparaíso con 2.200 exiliados españoles y rindió homenaje a la artista de origen catalán Roser Bru, quien con 16 años se embarcó con su familia.

"España tiene una deuda histórica con los luchadores y las luchadoras por la democracia, por la libertad, que se vieron obligados a huir de España", dijo la ministra española.

"Con actos como este queremos reconocer y homenajear a los protagonistas del exilio republicano, recuperar su memoria y difundir sus aportaciones al progreso y desarrollo porque gracias a estos exiliados, podremos recuperar nuestra memoria democrática", añadió.

La titular de Justicia aseguró que la historia de Bru y otros pasajeros del Winnipeg, fletado por el poeta Pablo Neruda en Francia, no es el relato de una derrota, porque supieron aprovechar la oportunidad de seguir adelante en Chile, aunque carga el dolor del destierro.

"Es una historia dolorosa porque todos aquellos que fueron perseguidos, exiliados, maltratados, humillados, desterrados son historias de personas que sufrieron", apuntó Delgado, quien añadió que estos hechos han sido silenciados demasiado tiempo.

"Es una historia que no se ha podido contar. Desde entonces su memoria apenas ha sido sostenida por un puñado de personas entregados a mostrar el legado de aquellos hombres y mujeres que se enfrentaron al fascismo y sufrieron un exilio siempre injusto por defender la libertad y la democracia", aseveró.

La ministra española elogió la figura de Bru, que tiene 96 años y cuyo delicado estado de salud le impidió estar presente en la ceremonia.

En su opinión, Bru abrió la plástica chilena a ideas vanguardistas y utilizó su obra para denunciar las "injusticias del momento en que vivía".

"A la vez, la obra de Roser es una obra de memoria. En ella el pasado, la guerra civil española, el exilio, la dictadura se hacen presente y sirven de materia prima para reflexionar sobre el dolor humano", apuntó.

En el marco de la ceremonia, la ministra de Justicia le entregó a Tessa, una de las hijas de la artista, la Medalla al Mérito en las Bellas Artes 2018, que concedió el Gobierno de España el pasado 28 de diciembre.

Este martes Delgado se desplazará a Valparaíso para asistir al acto central de la celebración, en el que se hará una recreación de la llegada del Winnipeg al muelle Prat y un acto de recuerdo a los pasajeros del barco.

El 3 de septiembre de 1939 desembarcó en Valparaíso el Winnipeg, que había zarpado el 4 de agosto del puerto francés de Pauillac gracias, en gran medida, a Neruda, que era cónsul para la inmigración española en París.

El poeta participó en los trabajos necesarios para fletar el barco, además de gestionar visados, reunir a las familias separadas por la guerra y conseguir la financiación necesaria para costear los pasajes.

El Senado de Chile entregó en el acto de este lunes un reconocimiento especial a otros dos exiliados republicanos del Winnipeg.

El primero fue a Juan Cueto Sierra, que ha forjado en Chile una exitosa trayectoria empresarial junto a su familia cuyo principal activo es la aerolínea Lan, que se fusionó hace algunos años con la brasileña Tam para crear el principal grupo aéreo de América Latina.

También se homenajeó a Victorino Farga, fallecido en julio pasado a los 92 años, y que fue un destacado médico.